COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, María Marta Nieto, aseguró que un esquema de guardias implementado durante la pandemia durante los 7 días de la semana impidió que colapsen los pedidos y reclamos vinculados a conflictos familiares.

Pero los fuertes controles implementados durante los primeros meses de cuarentena y la imposición de aislamiento provocaron una merma en el volumen de denuncias por violencia de género.

“De abril a agosto de 2019 ingresaron 1.600 denuncias por violencia de género o medidas cautelares urgentes de protección en los 3 juzgados de familia. Este año en el mismo período tuvimos 1.100. El número es sólo un indicador más. El que lo analiza sin otros parámetros piensa que hubo menos violencia teniendo en cuenta que el sistema siguió funcionando. Pero este es un dato que se debe tomar en cuenta con otras circunstancias”.

Nieto aseguró que “en primer lugar, todas las denuncias de violencia que ya tenían medidas de protección vigentes al 16 de marzo fueron automáticamente prorrogadas. Entonces las víctimas no tuvieron que denunciar de nuevo. El segundo dato es que hubo mucha protección. Policía en la calle. Y otro factor: por el aislamiento hubo gente que no pudo salir de su casa porque no se podía circular. No hubo ni siquiera colectivos por mucho tiempo”.

De las 1.600 denuncias del año pasado, “hay muchas personas que salieron de su casa para hacer una denuncia. En Comodoro sabemos que por cuestiones de conectividad las personas deben salir de sus casas incluso para pedir la presencia de un patrullero”.

Sin embargo, la jueza vislumbra hacia el futuro un crecimiento en la conflictividad dentro de los grupos familiares. Durante el atípico período de cuarentena “pude ver a muchos chicos y adolescentes muy deprimidos y a padres con dificultades para saber qué hacer con estas y otras muchas situaciones”, aseguró el diálogo con el canal de ADNSUR.

Agregó que "sin duda muchos de los próximos conflictos estarán relacionados con divorcios y reclamos por cuestiones económicas, debido a la caída en la actividad laboral".