Los gobernadores de Neuquén, Rolando Figueroa, y de Río Negro, Alberto Weretilneck, tomaron medidas decisivas en busca de mejorar la infraestructura vial y la seguridad en las carreteras de ambas provincias. En una carta dirigida a Vialidad Nacional, solicitaron la transferencia de mantenimiento y operación de importantes rutas nacionales que atraviesan sus territorios.

El pedido incluye las rutas N° 22, 151, 231 y 242, abarcando todos los tramos que recorren dentro de Neuquén y Río Negro. Según los mandatarios, estas vías han sufrido décadas de abandono por parte del Estado Nacional, generando un alto riesgo de accidentes y obstaculizando el desarrollo económico, especialmente en la región de Vaca Muerta.

En la carta, Figueroa y Weretilneck destacaron la necesidad de intervenir de manera urgente debido a la situación crítica de estas rutas, que ha causado un número alarmante de víctimas fatales en accidentes de tránsito. Asimismo, subrayaron la importancia estratégica de las rutas 22 y 151 para el aprovechamiento eficiente de Vaca Muerta, así como el papel crucial de las rutas 231 y 242 en la conectividad regional con Chile.

Además de la transferencia de responsabilidades, los gobernadores están trabajando en la obtención de financiamiento para la conservación, mejoras y ampliación de estas rutas, incluyendo la adquisición y mantenimiento de equipamiento vial. Este financiamiento se basará en el cobro de peajes, sin descartar la participación del sector privado mediante un esquema de concesión.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer