Emmanuel Ary Mortensen supo a los 12 años que era hijo adoptivo, y desde ese momento miles de historias posibles llegaron a una búsqueda que hoy, a sus 32 años, decide continuar.

Nació en Comodoro, precisamente su partida de nacimiento indica que fue el 15 de febrero de 1989. Si bien en el acta figura el nombre de sus padres adoptivos como si fueran ellos los biológicos, supo que una partera asistió a su mamá en el domicilio que allí figura, en la avenida Hipólito Yrigoyen al 800, donde actualmente se ubica un local naturista llamado "El Caldero de Jx".

Nació en Comodoro y busca a su madre biológica hace 20 años: "Ojalá que esté viva"

Ante las primeras consultas sobre su adopción, Ary en un diálogo exclusivo con ADNSUR compartió la reconstrucción de lo que su mamá adoptiva le reveló. 

"Mi viejo es jubilado de la pesca, y en ese tiempo tanto mi tío como él vivían allá. Mi vieja en ese tiempo también estuvo allá un par de meses y en uno de sus viajes me cuenta que, yendo para el sur se encuentra en la ruta con un accidente de tránsito, que tenía como víctima a un camionero, entonces ella se detiene a ayudarlo, y lo trasladó al Hospital Regional de Comodoro. Estuvo cuidándolo al parecer y un día vio a una enfermera paseando por los pasillos con un bebé, que no dejaba de llorar. Entonces ante su consulta, la mujer le contesta 'la madre lo abandonó acá' y en ese momento le preguntó si ella podía hacerse cargo" y agregó "¿y el hospital sin mayor pregunta dijo sí?", se cuestionó Emmanuel, en una versión que al contarla, le resuena y aún, luego de 20 años no le convence.

Nació en Comodoro y busca a su madre biológica hace 20 años: "Ojalá que esté viva"

El joven describió aquel primer encuentro con su padre, quien llegó a su casa luego de navegar, y su mamá lo tenía en brazos. "Le dijo que me iban a adoptar y que estaba de acuerdo la madre, que ya la había conocido, era una prostituta que se hacía llamar Daniela, que trabajaba aparentemente en una propiedad que era de Pérez Tabuyo. Ella había hablado con la señora y le había dicho que no me podía cuidar, porque ya tenía otro hijo, que se le hacía cuesta arriba. No hubo ningún juicio de adopción ni nada", relató Mortensen.

En relación a la propiedad, lo que Emmanuel pudo averiguar con el correr de los años y el aporte de las personas que se interesaron por su búsqueda, fue que en su momento funcionaba una especie de "conventillo". "Después me entero que Pérez Tabuyo regenteaba un prostíbulo en esa dirección. Había una trata de persona", reveló, con información que se fue sumando a su libro de vida y la aparición de aquellas sombras de hostilidad que se vivieron en ese lugar donde él nació. 

Nació en Comodoro y busca a su madre biológica hace 20 años: "Ojalá que esté viva"

Hace cuatro años atrás, apareció un hombre llamado Ángel Colzani, que dijo ser su padre, Emmanuel recordó que se apareció en su oficina preguntando por él y le dijo "yo creo que sos mi hijo". Fueron a hacerse un análisis de ADN y dio negativo. "El tipo se puso mal, y me mostró una foto de Daniela, pero yo en ese vértigo que tenía no le saqué una foto. Recuerdo que la mujer era de tez blanca, con el pelo cortito morocho. Él me dijo que ella se fue a Córdoba", manifestó Ary.

Unos días atrás, le escribió un amigo del sur, y le comentó que había dos mujeres que decían conocer a Daniela, su mamá biológica. Nilda De Sousa Inacio, comentó en la publicación: "¿Daniela la paraguaya? Si es Daniela la paraguaya la conozco, años que no la veo... tiene un hijo y un refugio para perros. En esos años en el Hospital Regional pasaban muchas cosas que no figuran en registros".

La otra señora que apareció en la contestación del posteo fue María Angélica Luna, quien contestó: "Yo igual la conozco, vive en Ciudadela".

"Soy consciente de que tengo que viajar, la realidad es que mis condiciones familiares, entendiendo que fui padre hace muy poco no me permiten decir 'bueno voy y estoy un mes'. Sé que lo voy a hacer porque sino no estaría haciendo tanta fuerza. Me han escrito enfermeras del hospital, escribanas, de todos lados, pero por ahora no doy con ella.  Esto me renueva la esperanza de que dando vuelta la noticia en el sur capaz que la señora aparece.  Ojalá que este viva, porque en algún momento también me dijeron que había fallecido de VIH", anheló Emmanuel.

"Lo que más me emociona a mí es la buena predisposición de la gente, estoy esperando el momento para viajar", sostuvo Mortensen, quien aclara no tener intenciones en ser "juez", sino en conocer a su mamá biológica y saber por ella su historia, qué le pasó en su momento, y reforzar ese espacio de identidad que le falta a su vida.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!