COLOMBIA (ADNSUR) – Juan Manuel Collazos es un joven colombiano que, al nacer, sufrió una hipoxia perinatal (falta de suministro de oxígeno al cerebro y otros órganos), trastorno que degeneró en una parálisis cerebral. Las consecuencias de su padecimiento eran notorias al no poder hablar o caminar con facilidad.

Luego de las terapias y tratamientos que recibió desde pequeño, Juan Manuel salió adelante y se destacó como un buen estudiante, logrando culminar sus estudios escolares con buenas calificaciones. Su condición no fue impedimento para que pueda aprender las lecciones junto al resto de sus compañeros, de los que solo se diferenciaba por tener a su lado a una cuidadora que le ayudaba a comprender mejor cada una de las enseñanzas que recibía de sus profesores.

Su gran sueño era convertirse en médico y eso lo llevó a estudiar la carrera de Medicina en la Universidad Santiago de Cali, una de las más importantes de Colombia, donde obtuvo su título académico. No obstante, su afán por convertirse en un mejor profesional lo motivó a realizar una maestría en Epidemiología, que cursó y culminó con éxito en la Universidad Libre.

 

En la actualidad, el joven de 29 años y el único varón de cuatro hermanos, ejerce su profesión atendiendo a niños con discapacidad, a quienes incluso ayuda a redactar tutelas para que hagan respetar sus derechos fundamentales.

“Necesitamos aprender a aceptar la diferencia. Pensamos en el bienestar y en los derechos de las personas. Entiendo lo que necesitan mis pacientes. A mí me dijeron que no podía ser médico, pero todo es posible. Mi idea es inclusión social, educativa y laboral”, indica el doctor Collazos, quien es casado y tiene un hijo pequeño de cuatro años que también quiere ser médico.

Juan Manuel y su esposa Ángela, fonoaudióloga de profesión, lideran la fundación Juan Manuel Collazos, que se sostiene gracias a donaciones y charlas que brinda en diferentes instituciones, destaca el sitio Mag.

El médico ha sido nominado en la categoría Salud & Bienestar de la iniciativa Titanes Caracol, que reconoce a aquellos que desde el anonimato aportan al desarrollo de su país con actividades o programas que benefician a la sociedad.

“Mi meta es ser Nobel de Medicina”, dice Collazos, quien a través de sus cuentas en Facebook y Twitter comparte información importante sobre su trabajo y su vida personal.

“Muchas veces me han dicho ‘no se puede’, pero con ganas, entrega y dedicación les aseguro que pueden cumplir cada uno de sus sueños como lo he logrado yo hasta ahora. Luchen y demuéstrenle al mundo que sí se puede”, dice una de las reflexiones compartidas por Juan Manuel en Facebook.