El alerta lo dio el Reino Unido el 5 de este abril.sDesde ese momento se han detectado más de un centenar de casos y cuarenta corresponden a diez países de la Unión Europea (UE) y del Espacio Económico Europeo (EEE), entre ellos España, a los que hay que sumar los registrados en Estados Unidos e Israel.

Según informó este martes el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), los casos de hepatitis infantil aguda de origen desconocido ascienden a 190. La enfermedad ya causó una muerte.

"Hay investigaciones en marcha en todos los países que han confirmado casos, pero por el momento la causa de esta hepatitis todavía es desconocida", dijo en rueda de prensa la directora de este organismo de referencia para infecciones de la Unión Europea (UE), Andrea Ammon.

Las investigaciones de estos casos, que han provocado una muerte y cerca de 20 trasplantes de hígado, apuntan a un "vínculo" con una infección causada por un adenovirus, mientras se han excluido hepatitis viral de los tipos A, B, C, D y E.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) había mostrado hace tres días su inquietud por el hecho de que un adenovirus, normalmente asociado a dolencias respiratorias leves, pueda estar causando inflamaciones hepáticas agudas.

"Es difícil hacer una evaluación de riesgo con tantos factores desconocidos, pero el impacto es alto", alertó Ammon.

El ECDC, que difundirá un nuevo análisis sobre la enfermedad este jueves, señaló que seguirá monitorizando los casos y colaborando con las autoridades sanitarias de los respectivos países.

"Hasta el momento no se ha detectado ninguna conexión entre los casos ni ninguna asociación con viajes", afirmó Ammon sobre una enfermedad entre cuyos síntomas figuran dolores abdominales, diarrea o vómitos.

La experta informó también de las últimas novedades sobre la pandemia de coronavirus en el continente, caracterizada por una reducción del contagio y de la mortalidad, mientas la vacunación no avanza de forma sensible.

"Tenemos una transmisión en descenso, pero la situación es muy variada dentro de la UE, como ha sido durante toda la pandemia. A pesar de la caída, la pandemia no ha terminado, el virus sigue ahí", dijo la directora del ECDC, Andrea Ammon.

El 73% de la población de la UE ha recibido la pauta completa de la vacuna y el 64% de los mayores de 18 años, la dosis de refuerzo, aunque esas cifras se han estancado en las últimas semanas.

"Existe cansancio por la pandemia y la vacunación, por eso las autoridades deben estudiar cómo reforzar los programas de vacunación", afirmó Ammon, que los considera un "componente clave" para reducir el impacto de la covid-19 y evitar la aparición de nuevas mutaciones.

Alerta por la vacunación pediátrica en Argentina

Especialistas de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) expresaron esta semana su preocupación por la disminución de 10 puntos de la cobertura nacional de las vacunas durante 2020 respecto a 2019, año en el que se ya se habían alcanzado las cifras más bajas de la última década.

"Sin lugar a dudas, la pandemia precipitó la caída en los índices de vacunación. Contribuyeron cuestiones vinculadas al temor de la gente a salir de sus casas, a las dificultades económicas para acceder al centro de salud, escasez de recurso humano, horarios acotados y disminución de las consultas y de los controles de salud que posibiliten la indicación de las vacunas correspondientes", señaló en un comunicado Florencia Lución, presidenta de la Subcomisión de Epidemiología de la SAP.

Y añadió que "también influyó, entre otros factores, una baja percepción del riesgo de no inmunizarse por parte de la población".

Por su parte, Gabriela Tapponnier, infectóloga pediatra y secretaría del Comité de Infectología de la sociedad científica, señaló que "es indispensable que la población conozca la importancia que tienen las vacunas en la prevención y erradicación de enfermedades".

"Las vacunas constituyen una estrategia fundamental en la prevención de enfermedades de alto impacto en la salud de la población, tales como el sarampión, la poliomielitis, el tétanos, la difteria, coqueluche, la neumonía, la poliomielitis, la meningitis y las diarreas por rotavirus", indicó.

Según el último reporte de la Dirección de Enfermedades Inmunoprevenibles del Ministerio de Salud de la Nación, durante 2020 las cifras de coberturas nacionales de vacunación cayeron en todas las vacunas 10 puntos respecto de 2019, año en el que ya se habían alcanzado las coberturas más bajas de la última década, antes de la llegada de la pandemia.

El mismo informe señala que "si bien las coberturas de vacunación superiores al 95% se consideran óptimas, en el año 2020, ninguna vacuna del calendario nacional ha superado un valor del 80% de cobertura a nivel nacional".

Con información de EFE / Clarín / El Mundo 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!