Superar la partida de una mascota nunca fue sencillo. Muchos los integran como un miembro más de la familia y es difícil reemplazar ese vacío emocional. Sin embargo, otros creen que existe una solución y apelan a la clonación. En este caso, Kelly Anderson, oriunda de Texas, Estados Unidos, pagó 23.000 euros para clonar a su gato fallecido.

La mascota falleció en el 2017, cuando tenía 5 años. "Era mi alma gemela", fue el argumento que utilizó la mujer de 32 años cuando explicó el motivo por el cual decidió clonarlo. 

La estadounidense clonó a su gato fallecido.
La estadounidense clonó a su gato fallecido.

Chai, el nombre de la mascota fallecida, fue clonada con ViaGen Pets, una empresa que también realiza clonaciones de perros, caballos y ganado.

¿Cómo se clona un gato? Según informa ViaGen Pets, se necesita mínimamente 2 muestras de piel del animal para obtener su ADN, generalmente se toman del vientre o las patas. Si está muerto, las muestras tienen un límite de 5 días desde su fallecimiento, para su validez.

Posteriormente, se extrae un óvulo de un animal donante y se fecunda un núcleo con las células extraídas de la muestra de piel. De esa fusión, se crea un embrión clonado, del cual nacerá otro animal similar al anterior. El proceso puede tardar entre 4 o 5 años.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!