INGLATERRA (ADNSUR) – La heredera natural de dos de las dinastías financieras más poderosas de Gran Bretaña falleció tras sufrir un accidente de cuatriciclo en una granja familiar del condado de Somerset. Iris Annabel Goldsmith tenía 15 años y era descendiente de las familias Goldsmith y Rothschild.

El accidente fatal sucedió el lunes por la tarde, cuando la menor iba en el vehículo junto a un amigo y habría sufrido un vuelco. La compañía del Servicio de Ambulancias del Sudoeste informó que envió al lugar "un helicóptero con un equipo de cuidados intensivos, un equipo de ambulancia terrestres y paramédicos", pero no pudieron hacer nada para salvar la vida de Iris.

La joven era la hija mayor de Ben Goldsmith, un magnate de las finanzas británico y de la heredera de una dinastía de banqueros, Kate Rotshschild. Estas dos líneas de sangre, la de los Goldsmith y Rotschild, cuya heredera era Iris, poseen una fortuna calculada en 300 millones de libras -unos 375 millones de dólares- y tuvieron y tienen una influencia poderosa sobre el sistema financiero y político del Reino Unido.

Los padres de Iris se casaron en 2003 y se divorciaron en 2012. Tiempo después, ella comenzó un romance con Jay Electrónica, un rapero estadounidense, mientras que él rehizo su vida con una empresaria llamada Jemina Jones, con quien tuvo dos hijos, señala La Nación.

"Es un accidente terrible. Iris era una delicia, todos en la familia la adoraban. Era linda, encantadora, inteligente, la persona más maravillosa", dijo un amigo de la familia a la prensa británica.

Ben Goldsmith y Kate Rotshchild tienen otros dos hijos en común: Frank, de 13, e Isaac, de 11. Ellos también se encontraban en la granja en el momento del accidente.

Fuente: La Nación