Javier, el hombre de Comodoro Rivadavia que padecía obesidad mórbida y que por su peso meses atrás debió ser trasladado al hospital por medio de un importante operativo, murió en las últimas horas.

El hombre había sido internado días atrás nuevamente en el Hospital Regional, a raíz de un agravamiento en su estado de salud, donde finalmente falleció.

Javier pesaba más de 300 kilos y su traslado de su casa al hospital, a fines del año pasado, le dio notoriedad a su situación ya que se hizo con un procedimiento que involucró a mucha gente.

En aquella oportunidad, su familia pidió ayuda para poder hacer el paso inverso: tras haber estado internado en el hospital, debía volver a su casa, en la calle Uruguay, del barrio comodorense 9 de Julio.

En aquella oportunidad, su traslado fue por intermedio de un operativo realizado por personal de los Bomberos Voluntarios del Destacamento N° 1 y del Cuartel Central ya que no podía movilizarse por sus propios medios.

Incluso, hubo que realizar reformas en una de las ventanas de la vivienda.

Meses después, tras un nuevo agravamiento en su estado, debió ser internado nuevamente al hospital, donde finalmente murió.

Sus familiares dispusieron la inhumación de los restos en el Cementerio Oeste.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!