TAILANDIA (ADNSUR) - Seis elefantes murieron este sábado al caer por una cascada en el Parque Nacional Khao Yai, en Tailandia, mientras que otros dos animales fueron rescatados al borde del precipicio en la cascada Haew Narok, que se encuentra al sudoeste del país, en la provincia de Nakhon Ratchasima.

Entre los elefantes muertos se encuentra una cría de tres años, informó el jefe del parque, Kanchit Srinoppawan. Las autoridades tailandesas informaron que la cría fue la primera en caer al resbalar en las rocas. El resto de los animales se despeñó al tratar de ayudar a la cría, según publica la BBC. 

"Fue un accidente. A menudo hemos visto que esto ocurre", ha declarado el ministro de Recursos y Medio Ambiente, Varawut Silpa-archa. En 1992 una manada de ocho elefantes murió en el mismo lugar es similares circunstancias. 

Edwin Wiek, fundador de la Fundación de Amigos de la Vida Silvestre de Tailandia, dijo que el resto de los elefantes de la manada tendrá dificultades para sobrevivir, ya que los animales dependen unos de otros para protegerse y encontrar comida. El incidente también podría tener un costo emocional. SE sabe que los elefantes muestran signos de dolor. "Es como perder a la mitad de tu familia", ha declarado Wiek a la BBC. 

El parque cuenta con una población de 300 elefantes salvajes, que viven en un territorio de unos 2.000 kilómetros cuadrados de bosques y praderas, junto a osos y gibones, entre otras especies salvajes. 

Las autoridades tailandesas explicaron que el fatal accidente ocurrió después de que un elefante bebé se deslizó sobre la cascada, ubicada en el centro del Parque Nacional Khao Yai. Fue entonces cuando el resto de la manada intentó salvarlo, sin éxito.

El departamento de Parques Nacionales, Vida Silvestre y Conservación de Plantas (DNP) de Tailandia afirmó que los funcionarios fueron alertados sobre la situación cerca de las 3 de la madrugada (hora local), cuando vieron que un grupo de elefantes bloqueaba el camino junto a la cascada.

Tres horas después, el cuerpo de un elefante de tres años fue visto cerca de la base de la caída de agua, y otros cinco fueron descubiertos en los alrededores.

Fuentes: BBC y El País