COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá el audio de la entrevista) – En el marco del reclamo nacional por mayor presupuesto a las universidades y en medio de la negociación paritaria, docentes y estudiantes comenzaron a marchar desde Km 3 hacia el centro de la ciudad.

Este mediodía, el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas, Juan Manuel Irusta, informó en Actualidad 2.0 “los motivos de la movilización, que se hace en todo el país, nos convoca por este presupuesto que desde 2018 se está subejecutando, es decir que no envían partidas para servicios básicos de las universidades”, indicó.

Además sostuvo que “se retrotrae el presupuesto y no envían dinero para servicios como luz, agua, gas y mantenimiento. Genera inconvenientes de responsabilidades propias del Estado. Los riesgos están y no solo son económicos sino también por aspectos físicos. A eso le tenemos que agregar que en el caso de docentes, se les ofrece un 15% de recomposición salarial cuando ya hablamos de una proyección de inflación superior al 35% y a fin de año tranquilamente puede llegar al 40%”.

“Lo que tenemos que agregarle es el tema presupuestario que se ajusta no solo a las actividades de investigación, sino también para el presupuesto 2019 que es de un 27% menos del que se ha provisionado para funcionar”, indicó. También planteó que “me sorprende como hace la UNPSJB porque sigue funcionando pero las dificultades se van incrementando”.

A su vez, Irusta remarcó que “la responsabilidad de anticiparse a estas dificultades que ya las tenemos y son una realidad. Vemos una política nacional que no se pone a la altura de las circunstancias y avizoramos que las decisiones políticas van en sentido contrario de solucionarlas”.

Mientras tanto, este miércoles comenzó la nueva etapa de la paritaria entre el Gobierno nacional y los gremios de profesores universitarios. Tras una larga jornada de la “mesa técnica”, la negociación pasó a un nuevo “cuarto intermedio” hasta el viernes a la mañana. El Ministerio de Educación hizo una nueva propuesta que consistió en mantener el 15% tal cual estaba establecido hasta ahora (a cobrar en octubre) al que le agregaron una suma remunerativa y no bonificable que, en promedio, lleva el aumento al 21% a cobrarse en diciembre. Es por el período marzo hasta diciembre. Los gremios rechazaron esta nueva propuesta por considerarla “insuficiente” y cuestionaron que el adicional sea no bonificable.