COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Año a año se produce la misma situación cuando se acerca el verano: aquellos que tienen algunos kilos de más quieren ganarle al tiempo y llegar en forma a los días de playa. Los métodos son muy variados para llegar al objetivo. Algunos visitan profesionales, otros se meten de lleno en los gimnasios y también están quienes apelan a dietas de dudosa efectividad y nombres curiosos: la dieta de la luna, la dieta del keto, la dieta de la gelatina, entre otro sinnúmero de variantes. 

Sin embargo, lejos de tener resultados efectivos, muchas veces estos métodos dietarios no ayudan en el largo plazo, y quienes quieren ganarle al verano luego deben enfrentar el famoso “efecto rebote”.

Consultada por ADNSUR, la nutricionista Paola Landi contó cómo se suele intentar vencer el sobrepeso en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly.

“La gente lo primero que hace es dejar de comer, ayunar, hacer ayunos intermitentes que no están bien controlados o eliminan determinados grupos de alimentos que son esenciales para la salud”, explicó a modo de introducción.

Landi advirtió que estos cambios en la forma de alimentarse no sólo se relacionan al verano, sino también a las dietas veganas.  En ese sentido, explicó que bajar de peso o ser vegano “no es solamente comer frutas o verduras. Tenés que incorporar un montón de grupos de alimentos. El problema es que la gente se vuelve muy extremista cuando quieren bajar de peso muy rápido. Eliminan muchos alimentos saludables como las legumbres, los cereales cocidos y suelen creer que por consumir eso van a engordar, pero en realidad todos los días tendríamos que consumir ese tipo de alimentos, obviamente combinados con vegetales”.

LA HAMBRUNA DEL CUERPO

La nutricionista admite que las consultas aumentan cuando se acerca el verano, principalmente de gente que “tiene poquitos kilos para bajar y cumple con su objetivo antes de las vacaciones, o gente que viene con 15 kilos de más y lo quiere bajar en un mes, y es imposible alimentándote bien”.

Pero la pregunta es ¿qué sucede cuándo se realizan dietas extremas? Según explicó Landi, cuando se somete al cuerpo a un régimen extremo, como Keto, una dieta cetogénica que consiste en un plan de alimentación bajo en carbohidratos y rico en grasas, el cuerpo quiere recuperar los nutrientes que no recibió durante mucho tiempo. “Es como si hubieras estado en un periodo de hambruna. ¿Entonces vos qué hacés? Para el periodo de hambruna ahorras lo más que podés y cuando tenés querés acaparar todo. Lo mismo hace el cuerpo: ahorra energía y cuando tiene lo guarda para los próximos periodos de hambruna. Entonces en 10 días podés bajar diez kilos. El tema es que todas las dietas se terminan y después qué haces para no engordar”, graficó.

Sin embargo, no hay que desesperar. Bajar de peso en forma saludable es posible. Blandi asegura que muchas personas suelen crear un hábito. En ese sentido, recomienda charlar mucho con su nutricionista y evaluar la composición corporal, es decir, la cantidad de peso en grasa y músculos que tiene el paciente, algo difícil de entender al momento de perder unos kilos. Es que como explicó “la persona ve sólo el peso”. 

“A veces sucede que un paciente baja medio kilo de grasa y aumenta un kilo de músculos. Entonces se van re desilusionados a pesar de que vos le digas que fue un buen control, porque se van con el peso y en realidad sí bajaron un montón. Pero quieren ver los resultados ya y desisten más que nada por ansiosos, la necesidad de querer bajar de peso rápido”, indicó.

NI SEXO NI EDAD

Lo cierto es que la dieta no distingue sexo ni edad, aunque Landi reconoce que cada vez más hombres llegan al consultorio. Además, hay familias enteras que deciden pedir asistencia al nutricionista para que sea más fácil, lo mismo que parejas que encuentran apoyo mutuo al pensar en cada almuerzo o cena.

 


Y al momento de pensar qué comen los comodorenses, Landi no duda: “Galletitas. Hay tres góndolas de galletitas y una del resto del alimento. Después se consume poco pescado, cuando es súper bueno. Lo que más comen son carnes rojas, después pollo y después pescado”, indica.

“Pero la recomendación es no estar muchas horas en ayunas cuando te despertás, aunque sea hay que comer una fruta o una galletita integral antes de que pase la hora de haberte levantado. Después desayunar y hacer las cuatro comidas; incorporar medio plato de vegetales crudo o cocido en el almuerzo y la cena; una porción de pescado o pollo; frutas lo que más que puedas y cereales y legumbres todos los días; hidratarse con al menos tres litros de agua y no estar sedentario. Eso sería lo mejor”, sentenció la especialista que el año próximo cumplirá una década de actividad.