COMODORO RIVADAVIA (Por Raúl Figuera / Especial para ADNSUR) - La nueva medición de la canasta básica en Comodoro Rivadavia arroja un monto de 8.839,50 pesos mensuales para alimentar una familia tipo (compuesta por dos adultos y dos hijos adolescentes), lo que implica un incremento acumulado del 23,1% desde enero.

Si se considera que a nivel oficial el INDEC refiere que el 27,4% del gasto de una familia es sólo en alimentos, surge que el valor de una canasta total (incluyendo todos los demás gastos que una familia puede erogar a lo largo de un mes) se eleva hasta 32.175,78 pesos. En Trelew, un relevamiento del sindicato de trabajadores viales había arrojado un valor de 28.000 pesos. La diferencia es del orden del 15%.

El informe para Comodoro Rivadavia fue realizado por la cátedra de Finanzas Públicas de la Facultad de Cs.Económicas de la Universidad de la Patagonia, dirigida por los docentes Alejandro Jones y César Herrera. En esta oportunidad, contaron con la colaboración de integrantes de la ATECH para realizar el relevamiento de precios de alimentos.

De acuerdo con el trabajo estadístico, una familia de cuatro integrantes en Comodoro Rivadavia necesita 8.839,50 mensuales para alimentarse en el mes de agosto, mientras que por cada persona adulta esa cifra mensual es de 2.797,31 pesos.
Para calcular la canasta básica total que incluye, además de alimentos, todos los gastos que puede demandar un grupo familiar por mes (servicios, alquiler, impuestos, transporte, etc), se aplica una fórmula matemática basada en la vieja regla de 3 simple. Si se toma como un criterio oficial que la alimentación representa alrededor del 27,4% del gasto total (llamado técnicamente como “coeficiente de Engel”, utilizado por el INDEC en sus mediciones oficiales), el estudio concluye que el gasto total de una familia al mes es de 32.175,78 pesos.
¿QUÉ AUMENTÓ?
Lo anterior permite aclarar lo siguiente: el relevamiento se hace exclusivamente sobre alimentos, pero no se mide específicamente costos de servicios (donde están las tarifas de luz o gas, o los alquileres). Sin embargo, la estimación de esos gastos surge en base  a fórmulas oficiales, lo que permite englobar en la canasta básica total una estimación válida sobre la incidencia de aquellos factores en el costo afrontado por una familia.
Mientras el valor de la canasta básica (alimentos) define la línea de indigencia, la canasta total define la línea de pobreza.
Es decir: en Comodoro una familia de 4 miembros necesita no menos de 32.000 pesos por mes para no caer por debajo de la línea de pobreza.

Tomando la evolución desde el mes de enero, el incremento acumulado alcanza el 23,12%, al compararse con la medición del mes de diciembre, cuando la canasta básica total era de 26.134,22 pesos.

Al observar la medición por rubro de alimentos realizada por el equipo de trabajo, surge que el dulce de leche y la mermelada en frasco acumulan incrementos del 99,7% respecto de diciembre, mientras las gaseosas de 2 litros suman más del 100%, siempre comparando valores entre diciembre y agosto.
La sal muestra también fuertes incrementos. La de tipo fina, en bolsa de papel, presenta un salto del 85%, mientras que la sal gruesa trepó casi 177%.
Una combinación de productos de verdulería (incluyendo cebolla, lechuga, tomates y zanahorias) muestra un salto del 73,9%. Los productos en conserva (latas de arvejas, lentejas y porotos) reflejan un aumento de casi el 80%.
En fideos se nota un aumento del 53,39%, mientras que la papa es otro producto que muestra un salto importante, del orden del 38%.

El rubro carne muestra un alza del 14,5%, considerando un pedido mensual de distintos cortes: mientras en diciembre significaba $752, en agosto ese paquete básico (que suma un kilo de distintos cortes) asciende a $861,45. Vale recordar que esta semana se conoció además un aumento general del 5%.

El aceite mezcla muestra un aumento del 89,1%, mientras que el pedido de frutas (combinando manzanas, mandarinas, naranjas y bananas) sube un 25,5%. La harina de trigo común y leudante acumulan subas de entre 16,5 y 14,5%, respectivamente.  Galletitas muestran una suba equivalente, del orden del 15%, mientras que en pan la diferencia es más baja, de sólo un 4%. El azúcar, por su parte, muestra una variación del 8,57%.
A COMER ARROZ
En lácteos se registra una variación de sólo 1,18% en comparación a diciembre (el porcentual parece bajo si se considera un litro de leche de de diciembre a agosto, pero el promedio baja al incluir otros derivados lácteos), mientras que en el rubro quesos, el salto es del 8,31%.

En el relevamiento, no todo es alza. El arroz blanco (en sus modalidades simple y doble) muestra una reducción de precios de casi un 22%, según el relevamiento efectuado por integrantes de la ATECH para el trabajo del equipo de cátedra.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!