COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El agua sobre las calles de tierra y patios completamente inundados producto de la marejada que azotó a Comodoro, fueron las postales de Km.5. Allí los vecinos de la calle Arenales, la arteria costera del barrio Usina, volvieron a reclamar la obra del muro de contención. 

En febrero los habitantes del sector ya habían contado a ADNSUR su preocupación por el avance del mar, la falta de cloacas, la poca presión de agua e instalaciones abandonadas en un lugar que fue un icono de la ciudad con su pileta a cielo abierto.

 

 

Este martes el grupo de WhatsApp que integran los vecinos se activó temprano. El avance del mar los alertó con más fuerza que en otras ocasiones. “Acá la ola llegó hasta el patio”, dijo uno de los habitantes del sector. “Me desperté hace como una hora por cómo sonaban las olas contra el cerco de la casa”, señaló otra vecina.

El sector de Reconquista y Arenales parece ser el más afectado. Carlos Álvarez, un habitante de la zona, aseguró que a las 6:30 horas la marejada castigaba con fuerza el sector y era casi imposible que pase un auto, justo a la hora que el barrio comienza a moverse para llegar al trabajo.

“La verdad que todos hablan de la Ducós pero este sector del barrio va a desaparecer. Es cuestión de tiempo”, dijo el vecino. “Varios estamos pensando en abrir un portón por atrás de la casa porque ya no vamos a poder ingresar por adelante. Antes era un privilegio vivir frente al mar, pero hoy es distinto”, lamentó.

DÉCADAS SIN RESPUESTAS

Los habitantes del sector en febrero, en el marco del 113° aniversario del barrio, presentaron a las autoridades un petitorio de siete puntos: agua, cloacas, el avance del mar, basura, el zanjón, seguridad y asfalto. Hasta el momento no tuvieron respuestas. 

Los vecinos indican que la obra del murallón es responsabilidad del Gobierno Provincial, pero que Municipio podría aunque sea tirar piedras de gran porte para frenar un poco el avance del agua.

Lo cierto es que al menos desde 1997 los habitantes de la zona reclaman por los mismos problemas, pero sin ningún solución. Mientras tanto sufren la degradación de la costa y el avance del mar en un lugar que en algún momento fue un icono de la ciudad.