CAPITAL FEDERAL - Un grupo de cuatro mujeres se reunieron para hacer una filmación erótica con un llamativo objetivo. Quieren demostrar que el sexo en las películas pornográficas no es real.

Cuatro madres dirigieron una película porno con el objetivo que sus hijos la puedan ver y ésta será parte de un nuevo programa de Channel 4 del Reino Unido. La película llamada "Mums Make Porn" (Mamás hacen porno) la realizaron mujeres que tienen hijos adolescente, tras sentirse horrorizadas por el porno hardcore disponible en línea de forma gratuita, informó Crónica.

El film está aprobado por ellas y cuenta con escenas que les gustaría que vieran sus hijos.

Las mamás investigaron los tipos de pornografía disponibles de manera gratuita y que están al alcance de personas de todas las edades a través de internet. "Sorprendidas por el porno hardcore en internet y su impacto en la generación de sus hijos, madres normales deciden hacer su propia película porno", relató el canal británico.

Una madre de seis niños del norte de Gales, Sarah-Louise, se quedó muy angustiada después de ver pornografía basada en una violación. Según publicó el medio Mirror, dijo que "si esa fuera la primera vez que veía algo sobre el sexo, estaría petrificada. Simplemente pensé de repente que iba a vomitar ".

“La pornografía no representa a las mujeres normales, los actores y los actores que utilizan engañan a los niños. Tienen que darse cuenta de que no es normal", expresó Sarah-Louise, mientras que una feminista llamada Erika Lust aconsejó a las mamás, quienes obtuvieron las herramientas que necesitan para tener un control completo sobre la filmación, desde la escritura y el casting, hasta la dirección y edición.

"Desde pararse fuera de la escena en un pequeño set de pornografía hasta colocar e iluminar el reparto 'adulto' en su propia producción, las mamás se sumergirán por completo en todos los aspectos de la industria del porno, enfrentarán cada emoción y desafiarán su propia moral", describió Channel 4 sobre el proyecto.

 

La productora ejecutiva del documental, Emma Morgan, dijo que tomaron esta decisión luego de observar las mediciones sobre la pornografía y su impacto en la educación de los adolescentes.

"Nos sorprendieron las estadísticas sobre el impacto de la pornografía gratuita en línea en la generación más joven. Estaba claro que muchos jóvenes accedían a la pornografía y estaban siendo influenciados por ella", explicó.

Las estadísticas encargadas por la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad a los Niños sugieren que la mayoría de los niños han sido expuestos a la pornografía por sus primeros adolescentes. Alrededor del 65% de los jóvenes de 15 a 16 años reportaron haber visto pornografía, al igual que el 28% de los niños de 11 a 12 años.