CHACO - El Presidente de la Nación recorrió las zonas de Chaco inundadas junto al gobernador Domingo Peppo. Allí lanzó una frase que sorprendió a todos, y luego realizó una polémico anuncio de ayuda a los inundados.

Luego de reunirse con su par brasilero, Jair Bolsonaro, el presidente Mauricio Macri recorrió las zonas inundadas de Chaco, junto al gobernador Domingo Peppo. Durante la recorrida, dos frases del mandatario nacional hicieron estallar la polémica.

"Tendremos que acostumbrarnos a que esto (las inundaciones) va a pasar en distintas zonas, en distintos lugares del país", expresó Macri.

Intentando justificar lo que acababa de decir, el presidente aclaró que "nuestra infraestructura no alcanza para contener estas situaciones, en la que las lluvias son siempre superiores a todo lo conocido, como el año pasado lo fue la sequía".

Momentos después, anunció que llegaría la ayuda a los inundados, aunque su mecánica resultó algo extraña: "Estamos revisando las cosas que se han confiscado en distintos momentos en la Aduana, porque hay muchas cosas ahí que pueden usarse para ayudar a la gente".

"Lo importante es que ahora con el trabajo que hemos hecho con un Comité que coordina los distintos esfuerzos nacionales, con un gran movimiento del ejercito, con Salud y Desarrollo Social", cerró Macri.