BUENOS AIRES (ADNSUR) - La firma bahiense Humberto Lucaioli anunció el cierre de todas sus sucursales por la crisis que vive la empresa que adeuda los salarios de sus trabajadores desde febrero. 

Los directivos de la firma enviaron a los trabajadores a sus casas e informaron que hoy no abrirán sus puertas. Sin embargo, los empleados aún no han sido despedidos formalmente, por lo que la deuda de salarios continúa creciendo.

El secretario general de la Asociación de Empleados de Comercio Miguel Aolita, explicó que les "deben febrero, el aguinaldo, los 5.000 pesos de bono y ahora marzo". 

Aolita aseguró que la firma no tiene "mercadería, no tienen ingresos, no les pagan a los empleados" y advirtió: "si no van a seguir con la empresa, que los despidan y les paguen la indemnización, de lo contrario, tienen que pagar los sueldos que deben. Acá no hay otra".

Por lo pronto los directivos de Lucaoili pusieron a disposición de los empleados una oficina de RR.HH. que está abierta para consultas.