COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) - Tras la polémica instalada a raíz de la denuncia de un padre contra el dictado de un taller sobre diversidad sexual, la directora de Diversidad de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, Daniela Andrade, señaló en Actualidad 2.0 que circula información desacertada y que los talleres se brindan en todo el país, ya que forman parte de un plan nacional.

El programa nacional "Hablemos de Todo"  se realiza en todas las escuelas del país, impulsado por el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, brindado la apoyatura local la Dirección de Diversidad de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia, de la cual Daniela Andrade es titular.

"Este programa forma parte del Plan Nacional de Juventud", explicó Andrade, y detalló que busca "abordar políticas integrales que fomenten la formación y desarrollo para el proyecto de vida de personas jóvenes".

En este contexto, indicó que se trabajan ciertas temáticas "como sexualidad, diversidad, métodos anticonceptivos, relaciones sin violencia, prevencion del suicidio, entre otras, y en Comodoro se estaban realizando charlas sobre sexualidad, diversidad, consumo problemárico, acoso laboral y bullying".

"Estos talleres se imparten en escuelas, en clubes, a los jóvenes. Nos invitaron a la escuela Perito Moreno para contarles de que se trata, y al ver que es un programa nacional nos invitaron a dar talleres sobre bullying, consumo problemático y diversidad. Y el único que provocó recelo fue ese taller de diversidad", relató la funcionaria.

Sobre la información que circuló indicando que "se obligaba a los chicos a besarse" o incluso que se les brindaba material pornográfico, Andrade lo desmintó terminantemente. Enfatizó que "no se leen cuentos pornográficos" y aclaró que "no se obliga a ningún chico a participar de las actividades".

Andrade señaló que en los casos donde los niños no quieren participar, estos se quedan con las maestras o profesores que siempre están presentes durante el dictado de los talleres.

En cuando a la acción de besarse aludida en la denuncia mediática que el familiar de un niño realizó en redes sociales, la funcionaria aclaró que "no hay una práctica del beso que no sea la que hace todo el mundo cuando va por la calle y se cruza con algún conocido, se lo saluda con beso en la mejilla".

"Si te encuentro por la calle y te conozco, nos saludamos con un beso, si entrás a algún lugar saludas con un beso, como hace todo el mundo. Y das un beso en la mejilla como saludo", señaló, y remarcó que "cualquier otra cuestión que desborde con otra situación, con otro estilo de beso, corresponde a la cabeza de otra persona"

Puntualmente, detalló que para iniciar la charla, y "romper el hielo" se usan diferentes estrategias, y en el caso de ese taller cuestionado, se trataba de caminar por el aula y -ante una señal- saludar al compañero que estaba más cerca.

"En la primera vuelta tenes que saludar al compañero con un saludo con la mano, la segunda vuelta es un abrazo, pero un abrazo de respeto y no otra cosa, y la tercera es un saludo con un beso, como uno saluda a algún conocido que se cruza por la calle", explicó, y señaló que "hay muchos 'rompehielo', pero este se hace cuando las personas se conocen entre sí porque uno no le da un beso a quien no conoce".

Remarcó que nunca se obliga a los chicos a participar, y mencionó que "cuando un nene no quiere participar se queda con la maestra, que siempre están presentes en todos los talleres"

"Los talleres se basan en el respeto hacia el otro, y en encontrarnos como seres humanos que somos", enfatizó Andrade, y agragó: "pedimos disculpas si alguien se siente ofendido, pero vamos a seguir impartiendo estos talleres, porque así lo establece la ley".

"La vida privada de las personas y la religión no tiene que ser impedimento para la formación de la gente. Hay mucha desinformación,y por esa desinformación hay nmuichas muertes, y suicidios", finalizó