LA PLATA - La Arquidiócesis de La Plata resolvió que no renovará su patrocinio a Scouts de Argentina, debido a que, a su entender, "está realizando un proceso donde van perdiendo lugar algunos valores fundantes como el lugar de Dios y la familia". Según trascendió la decisión estaría fundada en una propuesta de cambiar un texto del proyecto educativo de los Scouts de Argentina para modificar la denominación de "Hombre y mujer" por la de "personas". Esta reforma sería "la puerta abierta" a familias ensambladas o cambios de identidad sexual.

En una declaración firmada por el Obispo auxiliar, monseñor Nicolás Baisi, vicario General y responsable de la pastoral con jóvenes, se informó: "Sabemos que este proceso puede causar desconcierto y dolor, pero estamos seguros que este es el camino recto para asegurar valores fundamentales".

El siguiente es el texto completo y oficial del comunicado, tal como lo publica La Nación:

"Vemos con preocupación y dolor que Scouts de Argentina está realizando un proceso donde van perdiendo lugar algunos valores fundantes como el lugar de Dios y la familia que Baden Powel quiso para ellos. Valores que se pueden leer el en el libro de la naturaleza y de la Sagrada Escritura".

"Es por ello que cada día se nos hace más difícil garantizar la formación cristiana de los niños y jóvenes que concurren en nuestras parroquias a los Grupos Scouts. Esto nos lleva a que no podamos renovar el patrocinio que brindamos a Scouts de Argentina".

Los Scouts buscan ser inclusivos, y la Iglesia les retiraría su patrocinio

Continúa recordando que "la Iglesia platense ha promovido el scoutismo como un modo de formación humana y cristiana de gran valor. Es por eso que ha fundado y continúa fundando grupos scouts en sus parroquias como un ámbito propicio de formación de los niños que han concluido su Iniciación Cristiana, con la Primera Comunión. Los grupos que tienen sede en las parroquias podrán continuar allí dependientes directamente del párroco y del obispo, sin nexo alguno con Scouts de Argentina para asegurar la orientación plenamente humana y cristiana de su formación. Este proceso tendrá lugar durante el primer semestre del año 2017".

"Sabemos que procesos de este tipo muchas veces pueden causar desconcierto y dolor, pero estamos seguros que es el camino recto para asegurar los valores fundamentales del scoutismo cuya ley señala en primer lugar que "el Scout ama a Dios y vive plenamente su fe", concluye el documento, según reseña La Nación.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!