En el relevamiento correspondiente a la última semana de marzo, la mayor suba correspondió al ‘queso rallado’, con un 11,44 por ciento, ascendiendo a 2001,83 pesos por kilo, seguido por el queso máquina, con un 10,56 por ciento, alcanzando los 1.787,20 pesos por kilo.

La leche, por otra parte, tuvo una suba del 7,13 por ciento en esa última semana de mayo, alcanzando un precio promedio de 127,02 pesos. El yogurt trepó un 9,26 por ciento, elevándose hasta 257,50 pesos por litro.

Productos de alta demanda en los hogares

Se trata de productos esenciales para la canasta alimentaria, en tanto representan cerca del 9 por ciento del total de alimentos y bebidas no alcohólicas, según aclara el informe del Observatorio que dirige el contador César Herrera.

Según el informe, la leche es consumida en el 88 por ciento de los hogares; los quesos tienen aun mayor demanda, con un 92 por ciento; el yogurt tiene una participación igualmente importante, ya que casi el 73 por ciento de las familias lo consumen; y la manteca es demandada por al menos un 69 por ciento de las familias.

Y añade que “aproximadamente un 2 por ciento de los ingresos totales de los argentinos en promedio van destinados a la compra de este tipo de productos”, según datos extraídos de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHO) del período 2017-18.

Relevamiento de precios realizado por el Observatorio de Economía de la F.C.E de la U.N.P.S.J.B.
Relevamiento de precios realizado por el Observatorio de Economía de la F.C.E de la U.N.P.S.J.B.

La mayor participación en el mercado la tiene la empresa Mastellone Hnos, con un 12,5 por ciento; le sigue Saputo-La Paulina, con el 11,78 por ciento; y Williner-Ilolay, con el 4,41 por ciento. Entre las 10 primeras firmas concentran el 45 por ciento del mercado.  

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!