BUENOS AIRES (ADNSUR) - El aeropuerto de El Palomar amaneció este viernes con un avión sentado de cola. El hecho fue originado por los fuertes vientos que azotan varias zonas bonaerenses.

Las ráfagas de viento lograron que el Fokker F-28 de la Fuerza Aérea se desbalanceara y quedará como en posición de despegue, aunque en realidad quedó anclado sobre la plataforma del Palomarl, informó TN este viernes por la tarde. 

Dado que el avión no tenía combustible y estaba sin carga, cayó por la parte más pesada donde tiene dos turbinas, que es la cola. Las ráfagas de viento envolvieron las alas y lo sentaron.

Según las autoridades, a pesar del brusco movimiento la aeronave no sufrió daños.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!