RAWSON (ADNSUR) - Con la ley aprobada en la Legislatura, el personal del Banco del Chubut podrá tomar dos vías: aportar el 4,25% a la caja previsional y empezar a utilizar la obra social a partir de ahora, o bien desembolsar el 1,25% para que al momento de jubilarse puedan disponer de la utilización de Seros.

La ley sancionada en la Legislatura esta semana resuelve un esquema desigual entre los empleados del Banco del Chubut y los trabajadores estatales que aportan en forma solidaria a la caja del ISSyS durante toda su vida, según detalló El Chubut.

Actualmente, los empleados de la entidad bancaria realizan aportes a una caja previsional nacional y una vez que cumplen con todos los requisitos para jubilarse, utilizan la obra social de la provincia del Chubut con un pago del 4,25%, cifra significativamente inferior al uso que le dan a una edad avanzada.

"Los empleados del Banco del Chubut, pese a ser trabajadores de una Sociedad Anónima, acceden al beneficio de la Jubilación en el Régimen Provincial, gozando a partir de ese momento de la obra social Seros, sin haber hecho antes el soporte de financiación, solidario y común a todos los empleados públicos provinciales", especifica la ley sancionada por los diputados.

Explica además en sus fundamentos que Seros "no recibe ningún tipo de aporte de los trabajadores bancarios activos", a diferencia de lo que ocurre con el resto de los empleados públicos provinciales que durante su vida laboral aportan mensualmente al sostenimiento de su obra social.  

"En lo que respecta a la Obra Social, los empleados del Banco del Chubut SA poseen, mientras se encuentran activos, una obra social sindical o, en muchos casos, realizan un aporte extra y adhieren a una empresa de medicina prepaga, para obtener una prestación de salud diferenciada", detalla la ley.

El presidente del Banco del Chubut, Julio Ramírez, afirmó a EL CHUBUT que el miércoles harán una reunión con el gremio de la Bancaria para analizar los alcances de esta ley y fijar una postura sobre este nuevo esquema de aportes.

El trabajo previo a la confección de este proyecto que se transformó en ley tuvo dos momentos marcados y asimétricos: al principio, los diputados, las autoridades del Instituto de Seguridad Social y Seguros (ISSyS) y el gremio de la Bancaria, avanzaron en el armado del proyecto, pero tras varias reuniones, los encuentros se paralizaron y hubo meses sin avances, decisión que llevó a legisladores y vocales del ISSyS a pulir y presentar la propuesta. 

En el Gobierno provincial están a la espera de que las autoridades del Banco del Chubut tomen una decisión para accionar en la promulgación o en el veto de la ley.

En diálogo con EL CHUBUT, el vocal de los activos del ISSyS, Alfredo Prior, consideró que "no hay fundamentos para un veto" y que en caso de que haya, "el único argumento es seguir manteniendo a un grupo de privilegiados sobre el resto de los empleados que aportan en forma solidaria durante toda si vida para mantener en equilibrio la caja previsional".