COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La baja en las ventas y la imposibilidad de renovar el stock de mercadería marcan el pulso de la crisis de los comercios en la ciudad, en una problemática que se agrava de acuerdo al rubro. Además “se cortó la cadena de pagos y creo que para la mayoría. Hoy en día tenés que depositarle al proveedor y te mandan la mercadería. Entonces uno va regulando y comprando lo esencial”, expresó Estela Castro, propietaria de Tijuana Ropa informal.

Desde el sector tecnología indican que las ventas son similares a años anteriores, cuando ya venían en baja, pero la necesidad de la comunicación on line, el trabajo y el estudio en casa mediante internet, genera que la gente compre porque es necesario.

 

Sin embargo, observan el problema desde la incertidumbre: “No podemos hacer una previsión suficiente en cuanto a los insumos, las ventas, en cómo va a evolucionar la situación que estamos viviendo ahora, pandemia y pos pandemia. No hay disponibilidad de dinero fresco, es decir no hay dólares, eso lo sabemos todos, es muy poco en relación a la demanda. Nosotros no podemos hoy saber con lo que vamos a disponer la semana que viene, dependemos de eso y es el mismo vendedor para todo el país, a nivel nacional”, indicó Sebastián Aguirre, propietario de Uniprint.

Ante la situación, desde la Cámara de Comercio, Industria y Producción de Comodoro Rivadavia recomiendan apostar a los comercios locales, sobre todo en contextos donde el #HotSale se lleva todos los clientes y las ventas.

 

Alexis Togel, actual secretario de la CACIPCR, aseguró que “los comercios locales permiten comprar (productos) físicamente. Muchos tienen descuento en efectivo, teniendo en cuenta que las plataformas cobran una comisión importante, más del 20%. Los productos tienen el valor más ese costo y más en flete, entonces hay que evaluar esas cosas y en ese sentido los comercios locales sí pueden competir, porque pueden ofrecerlo acá, comprándolo en el lugar, con el costo de su venta sin intermediarios. Ese es un dato a tener en cuenta,  que los comercios locales tienen y pueden dar garantías que a veces cuando se compra on line hay que esperar a que llega y tal vez no es lo que esperamos”.

El centro es Buenos Aires

Los cuestionamientos sobre el acceso al stock no solo se relacionan con la falta de mercadería, sino también con el ingreso y distribución que se realiza desde Buenos Aires a todo el país. “Se produce un cuello de botella, y de ahí eligen a donde enviar el producto para todos”, indicaron desde el sector de la informática. El único espacio de ingreso a la ciudad es la Ruta Nº 3, un eje de debate que los comerciantes proponen plantear en la pospandemia.

 

“Siempre tratamos de tener una esquinita con descuentos de un 20%, 30%, porque es una forma de mover la mercadería”, comentaron desde las tiendas. Pero insistieron en la situación de reducción de sueldos en el sector petrolero y la falta de pago a los empleados estatales de la provincia, dos situaciones que impactan directamente en el comercio.