CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El precio de los combustibles tendría un nuevo aumento a partir de este fin de semana. La suba sería del 2%, debido a una actualización de los impuestos que pagan los combustibles, que correrá desde el viernes. Se trasladaría en un 1,4% en el caso del gasoil y 2% para las naftas, que ya habían aumentado el 5 de enero, por una suba de los biocombustibles. La semana pasada ADNSUR había anticipado que se venía un nuevo incremento. 

Según detalla Clarín, como los combustibles ya subieron un 3% el martes, si se le suman estos nuevos impuestos, el aumento sería de entre 4,5% y 5% acumulado en menos de dos semanas. 

En ese marco, el precio de la nafta súper superará los $ 70 en el caso de YPF, lo que implica una suba del 32% con respecto a agosto pasado.

El Gobierno decidió un aumento en los impuestos que pagan los combustibles en diciembre. Se aplicó una suba del 5,4% desde el 15 de ese mes y ahora viene otra del 7,7% desde el 15 de enero. Sería la séptima suba desde agosto.

El incremento impositivo del 15 de diciembre se pasó a los surtidores, junto con una actualización de márgenes del negocio. El aumento fue de 4,5% promedio y 5,5% en la ciudad de Buenos Aires.

Mientras tanto, la suba de la semana pasada responde, según algunas petroleras, al mayor precio que tienen que pagar por los biocombustibles que utilizan. El incremento impositivo no está cubierto, aclararon.

Para evitar la suba de impuestos, el Gobierno debería realizar alguna modificación a la resolución publicada. Según la Secretaría de Energía, esa posibilidad no está en los planes del Gobierno.

Hasta el momento, las petroleras terminaron trasladándo el incremento a los precios. 

Aunque en las compañías no quisieron confirmar este aumento, en las estaciones de servicio lo daban casi por hecho. "No hay posibilidad de poder evitar un aumento de costos sin trasladarlo", manifestaron. 

"Los precios ya están retrasados más del 11%" dicen las compañías para justificar que no hay margen para no realizar un aumento.

De aplicarse esta suba, los importes de los combustibles habrán crecido un 10% entre mediados de diciembre y mediados de enero. 

Fuente: Clarín