COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La última semana se septiembre un par de aviones Pucará realizó una "pasada de despedida" sobre la ciudad en la que estuvieron asentados durante la Guerra de Malvinas. Las aeronaves formaron parte del grupo de ataque con asiento en la IX Brigada Aérea de Comodoro Rivadavia. Entre 1974 y 1999 se construyeron unos 107 aviones. Este viernes fueron dados de baja, y se reacondicionarán para ser utilizados en misiones de deconocimiento.

Dos aviones Pucará surcaron los cielos comodorenses por última vez el pasado 24 de septiembre. Visitaron el hangar de la IX Brigada Mecanizada, donde tuvieron asiento durante la Guerra de Malvinas, sobrevolaron la ciudad, e hicieron una pasada sobre el Aeroclub de la ciudad. La visita formaba parte del último vuelo que los aviones de ataque IA-58 Pucará harían antes de ser dados de baja por la Fuerza Aérea Agentina, este viernes 4 de octubre, en la Base Aérea Reconquista.

 

Dos aviones Pucará hicieron una pasada de despedida por Comodoro

 

Sin embargo, estos aviones emblemáticos no quedarán olvidados en un hangar: serán modificados para cumplir misiones de reconocimiento, y renacerán con el nombre de IA-58 Fénix.

La actualización de los existentes Pucará y su reconversión en IA-58 Fénix incluye "un adelanto técnico-cualitativo, en un proceso que va desde una aeronave de ataque a otra que permite efectuar misiones ISR (Intelligence-Surveillance-Reconnaissance, es decir, Inteligencia-Vigilancia-Reconocimiento)", según explica la Fuerza Aérea nacional en declaraciones recogidas por el diario La Voz.

De esta manera, las aeronaves conservarán prácticamente solo sus células y recibirán tanto nuevos motores como nuevo equipamiento electrónico.

Algo de historia de los Pucará

El avión entró en servicio en 1974 y al año siguiente fue utilizado en misiones de lucha antiguerrillera dentro del territorio argentino, en el marco de la llamada 'Operación Independencia' contra el grupo guerrillero ERP (Ejército Revolucionario del Pueblo) que operaba en la provincia de Tucumán.

La legendaria resistencia estructural de los Pucará, provistos con cabina blindada, protegió a los pilotos que brindaban apoyo desde el aire a los soldados argentinos en sus combates en el istmo de Darwin durante la guerra de las Malvinas.

Fueron también estos aviones los que destruyeron las posiciones británicas sobre la Base Aérea Militar Cóndor, recuerda la página web del Ministerio de Defensa argentino dedicado al homenaje de esta aeronave, cuyo vuelo inaugural se realizó hace 50 años, en agosto de 1969.