FLORIDA (ADNSUR) Los primeros astronautas de Estados Unidos que viajaron a la Estación Espacial Internacional (ISS) en una nave estadounidense en una década partieron ayer en la cápsula SpaceX camino a la Tierra a pesar del riesgo de huracán en Florida. Finalmente, este domingo se dio su arribo.

El desacoplamiento se hizo en dos tiempos alrededor de las 23H34 GMT, dos meses después de la llegada de ambos hombres a bordo de la cápsula creada por la compañía del excéntrico empresario Elon Musk, precisó la agencia espacial estadounidense y agregó que la cápsula había tomado “una trayectoria segura”. Así detalló Infobae.

El amerizaje se produjo en el Golfo de México. Fue mantenido al oeste de Florida, en momentos en que la tormenta tropical Isaías, que podría convertirse nuevamente en huracán, amenaza las costas orientales de la península del sudeste de Estados Unidos.

Un sitio en las costas de la ciudad de Pensacola (norte de Florida) fue escogido como "prioritario" para el amerizaje, con una alternativa en las cercanías de Panama City, también en el golfo de México, si el mar está muy agitado o los vientos son muy fuertes.

Unas horas antes, ambos astronautas se habían despedido de los tres colegas que dejaron en la ISS aunque había aún cierta incertidumbre respecto a su viaje teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas en Florida. “Lo más difícil fue ponernos en órbita, pero lo más importante es regresar a casa”, dijo Behnken unas horas antes de la partida.

El regreso atmosférico probó la resistencia del escudo térmico. Luego, grandes paracaídas ralentizaron el descenso hacia el océano.

"Les decimos adiós a nuestros dos amigos y colegas", dijo Cassidy, declarándose "triste" y "emocionado" al ver a Hurley y Behnken partir de la ISS, destacando la importancia de tener nuevos medios para transportar astronautas.

Behnken y Hurley se han convertido en los primeros astronautas en ser llevados a la ISS, ubicada a 400 km de la Tierra, por una empresa privada contratada por la NASA.