PUERTO MADRYN - La alerta de una vecina sobre un hombre que había ocupado un obrador en Puerto Madryn terminó en un hallazgo sorprendente: en el lugar se encontraron dos pinguinos muertos, y restos de un tercero, junto a elementos que evidenciaban que había sido desplumado y preparado para ser ingerido. El hombre aseguró que tenía hambre y que se los iba a comer. Se trata de establecer cómo consiguió los animales.

Lo sorprendieron con dos pingüinos muertos: se los iba a comer

Se trata de dos pingüinos de Magallanes que aparecieron muertos en un patio de Puerto Madryn. Estas aves son estrictamente protegidas en un área natural ubicada en una extensión amplia de la costa marítima de Chubut, y esta extraña aparición sucedió en días donde los pingüinos se desplazan hacia la reserva de Punta Tombo.

Durante este fin de semana el Comando Radioeléctrico recibió un llamado denunciando la presencia de un hombre que se habría instalado en un obrador. Personal policial descubrió que se trataba de un individuo oriundo de la provincia de Córdoba, y que vive en la calle, haciendo malabares en algunas esquinas del radio céntrico. Según menciona Diario Jornada, este sujeto había sido detenido la semana pasada por intento de robo.

Los agentes también encontraron los dos pingüinos muertos junto a unos cartones que usó para guarecerse por la noche. Cuando se le interrogó sobre estos animales, el hombre aseguró a los policías que se los iba a comer y que tenía hambre.

Además, según reseña Jornada también se habría encontrado una cabeza de pingüino y restos de una aleta, un montoncito de plumas en un balde y un recipiente que podría haber servido para la preparación de alguna cocción, con lo que no se descarta la presencia de un tercer pingüino que ya había sido devorado.

Los pingüinos muertos fueron trasladados al CENPAT, donde luego de haber sido recogidos debidamente quedaron sometidos a una inspección detallada en el Centro de Investigación.

Fuente: Jornada

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!