PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Walter Pintos hace unos días llegó a Puerto Madryn para participar de las actividades organizadas por los 37 años del arribo de los veteranos de la guerra de Malvinas al puerto de esa ciudad a bordo del buque británico “Canberra”, que trasladó a los soldados argentinos que eran prisioneros de guerra y heridos del conflicto armado en el Atlántico Sur.

Pintos vino con un doble propósito, quería reencontrarse con la familia que lo cobijó en su casa, le dio de comer y le brindó contención, publicó Jornada. 

El reencuentro se concretó, luego de varios días de búsqueda, durante la tarde del jueves 20 de junio justamente cuando todo el país recordaba al General Manuel Belgrano.

Así Pintos pudo cerrar una parte de su historia y Yolanda Zevallos pudo volver a ver la cara de aquel chico que una tarde de 1982 llegó a su casa luego de la guerra.

Es una alegría tremenda haberlo encontrado después de tantos años, siempre nos quedó muy presente junto con otros dos muchachos, Víctor y Julio”, contó Yolanda a Cádena Tiempo.

“Por alguna razón siempre tuvimos muy presentes a Walter, más allá de que fueron cinco los soldados que pasaron por casa. Hay dos también que para mí son hijos del corazón, uno lamentablemente ya no está con nosotros, pero ellos no habían ido a las islas”, agregó.

Walter tampoco ocultó su emoción: “No tengo palabras para agradecerles otra vez. Este pueblo está bendecido, cuando se estrecha su fuerza tiene el poder impresionante porque todos se movilizan por el ser humano, es muy lindo”