A partir de la nueva valuación del Registro Nacional de Propiedad Automotor, el impuesto automotor en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly comenzó a actualizarse con un impacto que se ubica en torno al 100 por ciento para los vehículos de determinados segmentos, con una actualización general que también impacta en el parque de usados a partir de la fuerte inflación que sigue afectando a la economía.

Yo venía pagando 3800 pesos por mes y la patente para enero de 2023 me llegó a 7.800, más del doble”, se quejó Luis, vecino de zona norte, quien planteó su reclamo a ADNSUR, al sostener que como jubilado su última actualización salarial había sido de sólo un 15 por ciento.

Desde el municipio se reiteró, al momento de dar inicio a la ordenanza tributaria anual y otros proyectos vinculados al próximo ejercicio 2023, que la valuación de los vehículos viene dispuesta por el ámbito nacional y que los municipios adheridos a pacto de responsabilidad fiscal deben respetar esos valores, con una alícuota que a nivel provincial es del 2,7 por ciento sobre el valor de los vehículos.

Lo que se ha previsto para el año próximo es que las actualizaciones no van a poder superar la inflación oficial, por lo que si algún vehículo sube de valor en más de ese porcentaje, el impuesto automotor tendría el límite de la inflación que mide el Relevamiento de Expectativas de Mercado que publica el Banco Central”, había informado Israel Coen, secretario de Recaudación de Comodoro.

Más allá de la explicación oficial, las patentes comenzaron a llegar con los nuevos valores y varios se desayunaron con el impacto que tendrán en enero, en comparación a diciembre. Una camioneta Toyota Hilux, modelo 2016, que pagaba 7.400 pesos mensuales, comenzará a pagar desde el mes próximo el doble, con una cuota de 15.000 pesos.

Para un modelo más viejo, del mismo vehículo, el impacto será menor, por lo que pudo cotejarse en la tabla de valuación que publica el Registro de Propiedad del Automotor, ya que subió su valuación a 2,6 millones de pesos, lo que le insumirá un impuesto del orden de los 5.900 pesos mensuales, frente a los 4.500 pesos que venía pagando hasta diciembre: la diferencia, en ese caso, es de casi un 30 por ciento.

Lo mismo pudo verificarse para un automóvil VW Gol Trend 1,6, modelo 2016, que hasta octubre de este año estaba valuado en 845.000 pesos, mientras que la tabla para 2023 lo ubica con un valor de algo más de 1 millón de pesos. La patente se elevará hasta los 4.300 pesos, lo que significa un 25 por ciento de incremento.

También para un vehículo Renault Duster 4x4, modelo 2013, que ya no se fabrica, la actualización es algo inferior, al valuare en algo menos de 2 millones de pesos, lo que representa una suba del 28 por ciento en relación al año en curso, por lo que la patente debería pasar desde los 3.300 pesos actuales hasta los 4.300 pesos.

Hay que recordar que en 2022, la actualización superó un promedio del 70 por ciento, ya que durante 2020 no hubo modificaciones en los valores, por lo que a comienzos del año que está a punto de concluir las subas fueron más fuertemente generalizadas, aún para vehículos de casi 10 años de antigüedad.

Sin embargo, en otros vehículos la suba será más notoria. Para un Fiat Argo modelo 2022, que pagaba 2.500 pesos, el valor desde el mes próximo subirá a 5.100 pesos. Para un Citroen Cactus, también modelo 22, la suba será también del doble, al pasar de 6.400 a 11.600 a partir de enero de 2023.

Quienes deseen verificar la valuación de su vehículo, pueden ingresar al sitio https://www.dnrpa.gov.ar/valuacion/ y allí colocan marca y modelo (tal como figura en la cédula verde), además del año. La alícuota que se aplica es del 2,7 por ciento del valor total, por lo que dividiendo ese monto por 12, se obtendrá el valor de pago mensual.

Críticas desde la oposición: “Deberían aplicar una alícuota más baja para compensar la suba de los vehículos por inflación”

“Lo que va a pasar con el impuesto automotor es lo mismo que pasó este año, que es el impuesto que más recauda el municipio y el aumento es mucho mayor que el 50 ó el 60 por ciento que dicen algunos funcionarios”, cuestionó el concejal Tomás Buffa, presidente del bloque de Juntos por el Cambio.

Ante el argumento que se planteó desde la Secretaría de Recaudación, Buffa reconoció que “es cierto, no hay posibilidad de desengancharse de esos valores, pero sí se puede hacer algo en el valor del módulo o de la alícuota que se aplica. En un país con inflación como el nuestro, que es uno de los pocos lugares donde los usados se valorizan más que los 0km, deberíamos tener una alícuota diferencial para compensar esas subas de precios. Al vecino, cuando va a pagar, no le importa si el valor del impuesto se lo fija el gobierno nacional, el provincial o el municipal. Lo único que sabe es que va a pagar un impuesto con esa incidencia, que puede ser mayor al 100 por ciento”.

Para Buffa, eso se podría atenuar “si tuvieran el objetivo de evitar ese impacto, pero el único objetivo de la Secretaría de Recaudación es seguir incrementando sus saldos, lo que no está mal, pero en lo discursivo venden otra cosa y dicen que los impuestos aumentan por debajo de la inflación”. CÓDIGO SECRETO TELEBINGO: 2587

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!