SANTIAGO DEL ESTERO (ADNSUR) - Un comerciante de Loreto, en Santiago del Estero,es acusado de violación a una menor de ocho años que le contó a su mamá que cuando visitaba a sus amigas el hombre le hacía “cosas malas”.

El modus operandi del sujeto era regalarle golosinas a la nena para ganar su confianza y luego invitarla a la casa a jugar con sus hijas. La realidad era completamente distinta y aberrante, ya que su intención era abusar sexualmente de ella. La justicia ordenó su detención.

La madre de la nena comenzó a sospechar de la situación cuando descubrió ciertas lesiones en el cuerpo de la nena al momento de bañarla. Al hablar con ella, la niña confesó lo que le tocaba atravesar. Así fue como puntualizó en detalles de los lugares en los que sucedía y de que la tenía amenazada en caso de que contara algo. Inmediatamente la madre realizó la denuncia correspondiente.

La nena fue revisada por médicos de Sanidad Policial, que confirmaron que fue violada. El forense determinó que la víctima presentaba lesiones en la zona genital compatibles con violaciones. La nena declaró en Cámara Gesell, donde contó los detalles de los abusos que sufrió.

 

Fuente: TN