RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - Un vecino de Río Gallegos realizó una denuncia pública a través de las redes sociales, comentando lo que sucedió con su hija en un conocido salón de fiestas de la calle Balbín de esa ciudad. 

"Mi hija tiene 10 años. Es de contextura grande y, las personas de este salón de eventos, por tener la condición de ser más robusta que los demás chicos de su edad, no le permitieron subirse a los juegos", contó el padre de la menor indignado. 

"La bajaban de todos lados; nunca le permitieron poder disfrutar de los juegos, y la maltrataron diciéndole que es una grandulona. Al verla llorar le preguntamos qué le pasó", agregó el hombre en contacto con La Opinión Austral. 

También contó que cuando fueron a pedirle explicaciones a la encargada "de una forma muy mala educada nos dijo que los juegos son para niños de hasta 10 años, y que no es culpa de ella que mi hija sea grande, y que no podía subirse a los juegos".

Por último, el papá se preguntó si "por tener una hija de contextura grande, por más que tenga 10 años, no le permite disfrutar del cumpleaños de su primo?".

El hombre tildó de "discriminatoria" la actitud de la encargada y recordó que "que es muy feo ver a un hijo llorar porque un ´adulto' no le permite jugar como todos los chicos".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!