COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La séptima ciudad más afectada en agosto por la venta indebida, a nivel país, fue Puerto Madryn, donde se relevaron tres grandes saladitas con 2.500 puestos y 60 manteros en la vía pública. En Comodoro, mientras tanto, se trabaja con una ordenanza para el reordenamiento del sector de La Saladita.

La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) dio a conocer un relevamiento realizado en todo el país, que da cuenta de que la venta ilícita ascendió a $ 5.557 millones en agosto 2016. El dato corresponde a una muestra de 455 ciudades del país. Allí se encontraron 109 localidades con formatos comerciales tipo "saladitas" y un total de 88.791 puestos clandestinos.

Del mismo surgió que Puerto Madryn se ubica como séptima ciudad más afectada por la venta indebida en agosto pasado. Ocupa ese lugar tras Ciudad de Buenos Aires, Lomas de Zamora, San Salvador de Jujuy, La Plata, La Matanza y Florencio Varela.

En su informe, la CAME – que viene dando batalla a la venta callejera por considerarla una fuerte competencia desleal al comercio minorista- señala que el comercio informal sigue expandiéndose y que la cantidad de vendedores de este tipo creció 11,4%, aumentando la oferta de mercadería ilícita y generando un mayor desplazamiento del consumo desde el sector formal al informal.

La séptima ciudad más afectada en agosto por la venta indebida fue Puerto Madryn, donde se relevaron tres grandes saladitas con 2.500 puestos y 60 manteros en la vía pública.

La anuencia de las autoridades a este tipo de actividad, “además de afectar al mercado formal, precarizan las condiciones de producción, comercialización y empleo de la economía”, según la CAME.

También desde el organismo indicaron que hay ciudades que cuentan con ferias artesanales que combinan artesanías con reventa de productos típicos de saladitas. En esos casos, sólo se las incluyó como saladitas cuando se pudo identificar que más del 50% de la venta responde a ese tipo.

Según las estimaciones de la entidad, sólo en agosto la venta ilícita movió $ 5.557 millones de pesos y totalizaría 66.700 millones de pesos a lo largo del año, provocando que la AFIP deje de recaudar unos 14 mil millones de pesos en concepto de impuestos.

El crecimiento del comercio clandestino de los últimos seis meses se debe a la falta de controles, el aumento en la cantidad de gente que, buscando precios más accesibles, cambia consumo formal por informal y al desempleo.

CONTROLES INSUFICIENTES

A la CAME le preocupa el crecimiento descontrolado del formato saladitas, que precarizan las condiciones de producción, comercialización y empleo.

En el 79,4% de las 455 ciudades relevadas, los centros comerciales, federaciones o cámaras de comercio e industria consultados sostuvieron que los controles a la venta informal son ‘insuficientes’ o ‘muy insuficientes’.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!