FILIPINAS (ADNSUR) - El murciélago más grande del mundo sobrevive en las selvas tropicales y bosques montañosos de Filipinas. Esta especie  conocida como diadema es denominada acerodon jubatus por la comunidad científica, aunque popularmente se a suele llamar "zorro volador", por el notable parecido de su cabeza, el hocico largo y puntiagudo y la cara con las facciones del mamífero.

 

 

Los ejemplares  alcanzan hasta un metro y medio,  y el peso ronda 1,2 kilogramo. Tiene hábitos nocturnos, y cada noche puede llegar a volar unos 40 kilómetros al ras de superficies acuáticas -especialmente las orillas de ríos cubiertas de higueras- y campos agrícolas, en busca de alimento. Lo recoge con sus alas y se limpia en el agua, para no atraer predadores que puedan devorarlo.

 

 

Pero la mayor amenaza para estos animales es el hombre, los cazadores furtivos que los persiguen para matarlos y extraer su carne, por lo cual está catalogada como "especie en peligro de extinción". En cambio, para los trabajadores rurales y los ecologistas es un "sembrador silencioso", que cumple un papel clave en la polinización. Las semillas que distribuye son vitales para la regeneración del entorno natural.

 

 

Distintas organizaciones dedicadas a la protección del medio ambiente desarrollan programas de cría de diadema en cautiverio para evitar su desaparición, así lo informó Clarín.