Cambiar las cubiertas de un auto o una camioneta se ha transformado en una misión complicada. Si se trata de un vehículo de flota pesada, se vuelve casi "imposible", según reconocen algunos comerciantes del sector. No sólo por los precios que están trepando muy por encima de la inflación, sino por los problemas de abastecimiento de un producto que en muchas de sus marcas es importado en su totalidad, o si se produce en el país contiene igualmente componentes que dependen del exterior y de las restricciones para conseguir dólares.

Comodoro Rivadavia es habitualmente una plaza donde las crisis tienen un efecto amortiguado, o mantienen una dinámica diferente, particularmente por la demanda sostenida de sectores vinculados al petróleo. 

Sin embargo, aun cuando hay consumidores que pueden 'surfear' con mejores recursos la ola inflacionaria, o afrontar el costo de algunos productos por más que éste escape a determinados parámetros, la dificultad golpea a todos  por razones atadas a la llamada "macro economía" .

Así pasa con la compra de vehículos cero kilómetros, como hablamos en un informe anterior de esta sección. Concluíamos en ese momento en que no era tan mal negocio, por un tiempo al menos, quedarte con tu usado, o quizás cambiar el vehículo por unos modelos más arriba, ante las dificultades o demoras para entregas de unidades nuevas. 

Las gomas con el denominado 'taco roquero' son un producto demandado en la zona.
Las gomas con el denominado 'taco roquero' son un producto demandado en la zona.

Ahora que te lo quedaste, o que vienen las vacaciones, ¿revisaste las cubiertas antes de salir a la ruta? ¿No te convendría colocar, al menos, un par de 'zapatos' nuevos en la parte delantera? Vamos de compras…

Los precios trepan más que la inflación

Una estrategia puede ser la mencionada, es decir, ir cambiando de a dos neumáticos , porque al consultar en algunos comercios locales, dependiendo del tipo de vehículos, el costo puede exigir una inversión muy significativa

En el segmento típico comodorense, donde las camionetas o SUV 4 x 4 requieren un tipo de cubierta rodado 18 o más, los valores pueden oscilar desde 48.000 a 54.000 pesos por unidad, en los precios más bajos y de ahí para arriba, hasta los 70.000 ú 80.000 pesos por cubierta, dependencia de lo que busques…


En ese caso, cambiar las 4 cubiertas de una camioneta puede insumir un piso que arranca en los 200.000 pesos. Y para un auto chico, rodado 13 ó 14, la operación puede arrancar en valores que se inician entre los 60.000 y los 80.000 pesos por el juego completo, por mencionar un caso de marcas más económicas. 

Primera recomendación en este viaje: tomate un té de tilo y no te enojes con los vendedores locales. Hay una larga cadena en la que los comercios son el último eslabón y no todo es “especulación”, sino más bien estrategias de supervivencia, las mismas que siguen la mayoría de las actividades económicas en medio de una economía complicada. 

El problema se resume así: hay un marcado desabastecimiento en todas las marcas, porque las restricciones para importar afectan, al igual que antes vimos con los vehículos, a las cubiertas y otros insumos. 

En el caso puntual de las gomas, según el origen de las marcas puede haber determinados ingresos desde el Mercosur, para gomas producidas en Brasil, pero dentro de las limitaciones que rigen para todos los sectores. Como el gobierno no autoriza en forma masiva la liberación de dólares para las importaciones, sino que se va regulando en función de la disponibilidad y la balanza comercial, hay algunas marcas que si provienen del mercado común latinoamericano pueden ingresar en mayor número que otras, que provienen de Estados Unidos. Sin embargo, la escasez de productos se siente igual en todos los segmentos.

Las demoras para liberar dólares también explican la escasez de determinadas marcas, modelos y mediadas de neumáticos.
Las demoras para liberar dólares también explican la escasez de determinadas marcas, modelos y mediadas de neumáticos.

“Hay un primer problema vinculado al abastecimiento mundial, porque hay faltante de caucho y otros insumos –contó Santiago García, responsable de JB Neumáticos, que comercializa la marca Michelín en Comodoro-. Y a ese problema global se suman los inconvenientes de Argentina”.

El comerciante local dio un ejemplo con los neumáticos BC Goodrich, que se produce en Estados Unidos, que hoy prácticamente no se consigue en el país. “Cuando el fabricante tiene que decidir si envía a Chile o a Argentina, donde las gomas van a quedar 6 meses paradas en la Aduana, las mandan a Chile”, comparó. 

Pero el problema se replica no sólo con las marcas totalmente importadas, sino también con las que pueden fabricarse o ensamblarse en el país. El caso más conocido es el de Fate, que demanda componentes importados para su elaboración y que también se ve afectado por las restricciones para la liberación de dólares.

“Cuando un proveedor te ofrece algo de mercadería, yo lo compro, porque no sé cuándo podremos volver a traer, incluso con algunas medidas que no tienen tanta demanda”, contó por su parte José Ortiz, desde Neumáticos del Sur, que trabaja marcas como Dunlop y Hankook. 

Los precios se disparan a partir de un abastecimiento restringido por las restricciones para la salida de dólares del país.
Los precios se disparan a partir de un abastecimiento restringido por las restricciones para la salida de dólares del país.

La consigna, en ese caso, es comprar para sostener el stock, ya que tampoco es posible retener los pesos que pierden cada vez más valor adquisitivo.

“Creo que todos los colegas estamos en la misma situación –agregó Ortiz-, la mercadería no se consigue; y cuando se puede comprar una partida, no se sabe cuándo vas a poder reponer ni a qué precio, porque todos los meses se actualiza la lista, de 3 ó 4 por ciento mensual, o algunas veces más”.

En ese punto coincidió la referencia de García, quien incluso manifestó su sorpresa con algunas subas mayoristas del 7 por ciento mensual, cuando el IPC nunca alcanzó esa marca en un solo mes.

El clima político suma su parte 

Otros comerciantes que pidieron reserva de su identidad también expresaron su preocupación por el estado actual del mercado. Es que si bien ha habido crisis fuertes y periódicas en el país, pocas veces se recuerda un momento con tanta dificultad para el abastecimiento.

“Hasta en la época de Moreno –contó uno de ellos, en referencia al entonces secretario de Comercio del kirchnerismo- era menos complicado que ahora, porque al menos permitía importar cuando se exportaba un monto equivalente, para compensar la balanza”.

Otro vendedor de la ciudad atribuyó también la inestabilidad actual a todo el proceso político, desde antes del inicio de las PASO hasta las legislativas de noviembre.

“Todo el tiempo se corre el rumor de que ‘explota todo’, pero desde hace seis o siete meses se escucha lo mismo y eso genera incertidumbre, que se traslada al mercado y a los precios”, graficó un comerciante.

Se entiende así por qué hay un margen en el que algunos precios vuelven a sobre alimentarse. “Si la venta es con tarjeta de crédito, hasta que te descuentan las comisiones y el banco te deposita el valor de lo que vendiste, no sabés si vas a poder a reponer el producto. Por eso es necesario cubrirse”, explicó otro vendedor. 

Para vehículos todo terreno los costoso de neumáticos pueden superar los 70.000 pesos por unidad.
Para vehículos todo terreno los costoso de neumáticos pueden superar los 70.000 pesos por unidad.

“No hay especulación, porque en definitiva somos nosotros los que vendemos menos. Pero si no te cubrís, te quedás sin negocio. Yo trato de subir en la misma proporción que suben nuestros costos”, agregó otro responsable de un establecimiento de la región.

Las cubiertas de camión duplicaron su valor

Si para vehículos de uso particular o camionetas que demanda la actividad petrolera los precios de neumáticos han subido fuertemente, en lo que hace a flota pesada el valor directamente se ha duplicado en poco tiempo, con precios que pueden ir desde los 130.000 hasta los 180.000 pesos por cada cubierta, mientras que los 150.000 pesos se ubica un tipo de producto muy demandado en la zona, para lo que tiene ver con vehículos para traslado de bateas y servicios similares. 

“En algunos casos, los precios escapan a cualquier racionalidad de análisis de costo para un transportista”, comentaron desde el sector, lo que “incluso resulta contradictorio, porque si hay restricciones, al menos para este sector deberían aliviarse, porque mueve la industria y el comercio en general”, razonó otro de los comerciantes consultados.

Al mismo tiempo, el precio de las gomas de camiones deviene en otro efecto negativo, ya que se traslada directamente al precio de los productos transportados. Un círculo negativo, que se retroalimenta a sí mismo, engrosando los índices de inflación.

La opción de reparar neumáticos ayuda a reducir costos

En ese marco, hoy vuelve la alternativa de la reparación, que se conocía años atrás como el “recapado” de neumáticos, una opción particularmente recomendable para flota pesada, según informó Sebastián Medina, responsable de CEVA Neumáticos.

“Con el valor de una cubierta nueva se pueden reconstruir cuatro cubiertas, aunque esto siempre va a depender del estado original, de cómo vino la cubierta desde el primer uso –añadió Medina-. Hoy es una alternativa para el sector de transporte y se puede hacer hasta dos o tres reconstrucciones de cubiertas”.

En cuanto a los problemas de abastecimiento, Medina comentó situaciones muy similares a las de sus colegas, que en su caso particular trata de suplir con el trabajo de multimarcas. Al ofrecer distintas alternativas de marcas, desde Fate, Brigestone, hasta Pirelli o Goodyear, pasando también por las opciones chinas, que ya no hacen tanta diferencia con precios más bajos como ocurría hasta tiempo atrás, el comerciante dijo que en ese abanico es posible manejar un mayor margen de movimiento a la hora de ofrecer opciones, pero reconoció que el momento es muy complicado. 

Desde Comodoro se envían neumáticos para su reparación en plantas de Buenos Aires. Foto: https://www.truckmagazine.com.ar
Desde Comodoro se envían neumáticos para su reparación en plantas de Buenos Aires. Foto: https://www.truckmagazine.com.ar


En busca de opciones, Santiago García comentó también que en Neumáticos JB ha ampliado el rubro, ante la caída de ventas de neumáticos, ofreciendo hoy un lubricentro que permite sostener la actividad, brindar servicios a sus clientes y seguir trabajando hasta que la situación vuelva a mejorar.

Por ahora, lo importante es seguir rodando. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!