La Trochita fue la "estrella indiscutida" de la Fiesta Nacional del Tren a Vapor

Desde las pequeñas ventanas rectangulares los viajeros se asomaban al campo y acababan felizmente despeinados por la brisa

Sus sonrisas de algarabía, cual la de los niños, quedaba envuelta bajo los influjos de la magia de La Trochita

Mari fue la encargada de hacer revivir la historia del tren que late entre las paredes del pequeño recinto

Mientras el atardecer se asomaba el público se acercaba al escenario, donde un rato después se presentarían bandas, entre las que se destacaría "Kapanga"

Esta historia fue generada automáticamente desde un artículo
Leer artículo completo