TRELEW (ADNSUR) - Una mujer deberá trabajar en los Bomberos Voluntarios de Trelew para evitar un juicio oral tras hacerse pasar por médica y diagnosticar pacientes y prescribir medicamentos, informó Jornada.

El caso ocurrió en esa ciudad del valle de Chubut donde María Eugenia Escalona Casner, con una matrícula falsa, fue contratada para hacer guardias y atender emergencias, pero solo tenía 3 materias aprobadas.

El caso llegó a la Justicia y el Ministerio Público Fiscal con Fabián Gabalachis como defensor de la involucrada logró que sea castigada con 60 horas de trabajo comunitario en el Cuartel de Bomberos Voluntarios para evitar el juicio oral y público.

La denuncia data del 6 de mayo de 2016 y la hizo en la Comisaría de Rawson el hombre que la había contratado para trabajar en un servicio de emergencias.

Según la acusación original de la exfiscal María Tolomei –hoy jueza- y del funcionario Enrique Kaltenmeier, la mujer ejerció la profesión sin título habilitante ni autorización del Ministerio de Salud al menos entre el 4 de febrero y el 6 de mayo de 2016.  La calificación jurídica fue usurpación de título. 

Quien la contrató supo de la irregularidad cuando su empresa se presentó en una licitación. Es que Salud revisó la documentación de su firma y detectó que la médica no era tal. El hombre llevó a la Comisaría copias del pedido de informes a la Dirección Provincial de Fiscalización y Matriculación del Ministerio.

También consta una nota del profesor Miguel Vera, decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue: Escalona no era alumna activa. Había ingresado en la carrera de Medicina el 3 de mayo de 2017 y para junio de 2013 sólo contaba con tres materias aprobadas.

También el Ministerio confirmó que en sus registros no existía expediente ni legajo de la mujer referidos a ninguna profesión, tecnicatura o auxiliarato ni en expedientes de habilitaciones declarados como personal de salud.

Como la acusación en el juicio pediría 1 mes de prisión que no sería efectiva, llegó el acuerdo con la Defensa para acudir a una reparación. “Se compromete a la realización de 60 horas de tareas comunitarias en el transcurso del mes inmediato a la homologación del presente acuerdo, que serán coordinadas por la oficina de probados local, las cuales -una vez acreditado su cumplimiento satisfactorio- desembocarán en el dictado de su sobreseimiento”, dice el expediente.

El jefe del Cuartel trelewense, Christian Otero, autorizó la actividad con la exigencia de que la imputada “deberá mantener un comportamiento acorde a la institución, respetar los horarios y días dispuestos y colaborar en todo lo que se le solicite siempre y cuando no ponga en peligro su integridad física y personal”.