El 7 de julio, Antonio Miranda, de 55 años, pensó que la suerte por fin había tocado su puerta, pero lo que parecía la mejor noticia al apostar 6 mil pesos en un tragamonedas en un casino de Río Gallegos y ganar 100 millones, no lo fue.  Se negaron a pagarle el premio argumentando que la máquina tenía un desperfecto. 

Su pedido incluyó un banderazo afuera del casino e incluso llegó a medios nacionales.  El hombre atraviesa una difícil situación de salud por este hecho: “No hice trampa. Gané esa plata honestamente. Por eso no entiendo por qué no me quieren pagar”, afirmó el vecino de Luis Piedra Buena.

El abogado Gustavo Insaurralde, indicó que tras el envío de una primera carta documento al casino, volvieron a negarse a pagar el premio y reiteraron su argumento de que la máquina presentaba un desperfecto.

La captura que realizó Antonio de la maquina tragamonedas.Foto: archivo
La captura que realizó Antonio de la maquina tragamonedas.Foto: archivo

Y solicitaron que no se les envíen más cartas documento porque "ellos pueden tomar represalias desde el punto de vista judicial" y además, amenazaron con “el embargo de los sueldos” de Antonio por “supuesta difamación”, contó el letrado en diálogo con la Opinión Zona Norte.

La respuesta del Casino le causó a Antonio un pico de presión y "estuvo a punto de sufrir un paro cardiaco", por lo que debió ser internado en un centro médico de su localidad.  "Él sigue con carpeta médica y psicológica, está con presión alta y medicado y se controla la presión dos veces al día", precisó Insaurralde.

Finalmente, el abogado contó en cuanto a la causa que por estos días "estamos esperando que la Cámara de Comodoro Rivadavia se expida sobre el pedido de juicio en Chubut", caso contrario "deberíamos iniciar el juicio acá en Santa Cruz.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!