Una patrulla de policías irrumpió en un tranquilo vecindario de Gaiman en medio de la noche, y golpeó la puerta de la casa de la familia de Nebai, una nena que estaba festejando su cumpleaños.

A cualquiera que no supiera lo que escondía esa llegada repentina, seguramente se le hubiera helado la sangre por un instante, pero pero por fortuna, la casa de Nebai era una fiesta y los policías, los invitados sorpresa.

La nena, que cumplió tres años, estaba sentada a la mesa, a punto de soplar las velitas en la torta decorada con un patrullero, cuando de pronto los personajes cobraron vida.

Es que el sueño de Nebai, la heroína de esta historia, era hacer una fiesta temática de sus superhéroes los policías. Y cuando abrió los ojos ahí estaban, delante de ella, cantándole el feliz cumpleaños.

Nebai subida a un moto de la Policía, en un cumpleaños muy especial. Foto: El Valle Online
Nebai subida a un moto de la Policía, en un cumpleaños muy especial. Foto: El Valle Online

La familia pudo agasajar de esa manera a la pequeña con la complicidad de los policías de Gaiman y Dolavon, que se prestaron al juego para cumplirle el sueño, según publicó El Valle Online.

Así fue como la pequeña se subió a la moto de los policías, se tomó fotos con ellos y los invitó a que probaran la torta de cumpleaños.

A todo esto, los vecinos, prudentemente, ya estaban enterados de que iba a llegar una patrulla policial en el momento menos esperado. 

La única que no lo sabía era Nebai, que sonrió al ver a sus héroes en la puerta de su casa.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!