Este lunes por la noche, La NASA intentará estrellar la nave espacial DART contra el asteroide Dimorphos para desviar su recorrido. Esta misión es un ensayo de "defensa planetaria" que aseguraría una mejor protección a la Tierra de una eventual amenaza futura. 

La nave espacial DART deberá chocar contra el asteroide Dimorphos a las 23H14 GMT del lunes (20.14 hora argentina), a una velocidad de más de 20.000 kilómetros por hora. 

La nave espacial DART no es más grande que un auto, mientras que el asteroide tiene unos 160 metros de diámetro, es decir la mitad de la altura de la Torre Eiffel. 

DART: chocando contra un asteroide... a propósito

La cámara de DART, llamada DRACO, tomará en el último momento todas las imágenes del asteroide, cuya forma (redonda, oblonga, etc.) aún se desconoce. Lo hará a un ritmo de un cuadro por segundo, visible en vivo en la Tierra con un retraso de solo unos 45 segundos. 

"Comenzará como un pequeño punto de luz y, finalmente, se ampliará y llenará todo el campo visual", dijo Nancy Chabot, del Laboratorio de Física Aplicada (APL) de la Universidad Johns Hopkins, donde se encuentra el centro de control. 

"Estas imágenes seguirán llegando, hasta que dejen de hacerlo", agregó, refiriéndose al momento de la explosión. 

Tres minutos después, un satélite del tamaño de una caja de zapatos, llamado LICIACube, pasará a unos 55 kilómetros del asteroide para capturar fotos de la colisión, que serán enviadas a la Tierra en las próximas semanas y meses. 

El impacto también será observado por los telescopios espaciales Hubble y James Webb, que deberían poder detectar una brillante nube de polvo. 

La NASA intentará interrumpir la llegada de un asteroide: cómo ver la transmisión en vivo

Cómo será el impacto contra el asteroide Dimorphos 

La NASA intentará interrumpir la llegada de un asteroide: cómo ver la transmisión en vivo

Según se explicó, no se trata de destruir el asteroide sino de empujarlo ligeramente con una técnica que se llama impacto cinético. Dimorphos es, en realidad, el satélite de un asteroide aún mayor, denominado Didymos (de 780 metros de diámetro), que cumple su órbita en 11 horas y 55 minutos. 

El objetivo es reducir la órbita de Dimorphos alrededor de Didymos en unos diez minutos, de acuerdo a lo indicado por la NASA. Este cambio se puede medir con telescopios desde la Tierra, observando la variación de brillo cuando el asteroide pequeño pasa por delante del grande. 

Esta prueba es crucial para el futuro ya que se trata de comprender mejor cómo reaccionará Dimorphos, representativo de una población de asteroides bastante comunes, cuya composición exacta no se conoce. 

El efecto del impacto dependerá en gran medida de su porosidad, es decir, de si es más o menos compacto. 

Para alcanzar un objetivo tan pequeño, la nave se dirigirá de forma autónoma durante las últimas cuatro horas, como un misil autoguiado. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!