Pese a intentar por los canales de comunicación oficiales tener algún tipo de respuesta a su reclamo por la inequidad de los aranceles que el PAMI les abona a los prestadores de Chubut en relación a los de otras provincias, desde el organismo nacional ni siquiera contestaron el requerimiento. 

Así reclamó el director de la Clínica del Valle, Juan Gabriel Seleme, una de las voces representativas del sector de la salud provincial al describir la respuesta desde la delegación local del PAMI, encabezada por Eva D’Urzo. 

Las clínicas y sanatorios de Chubut le reclamaron por medio de una nota al PAMI por la “inequidad” en el valor de los aranceles que reciben, en relación a otros más altos que se perciben en otras provincias como Río Negro y La Pampa, “sin mayor justificación”. 

“No tuvimos ninguna novedad y ningún contacto. La situación es bastante llamativa. No tenemos interlocutor válido. Ni válido. No tenemos quién escuche nuestro reclamo ni quien pueda ser la voz oficial de PAMI para la provincia”, resaltó Seleme. 

Al mismo tiempo, añadió: “no conocemos a la responsable provincial, y sabemos que está hace bastante tiempo. Tenemos una relación muy buena y amistosa con la obra social de la provincia, pero con PAMI hay imposición de condiciones”. 

“Son de una inequidad manifiesta y no hay con quien hablarlas, y esto es lo que molesta de la situación. Tal vez haya una explicación del por qué de esta situación, y tal vez haya una situación especial que no conocemos, pero hasta no tener una voz oficial, nos sometemos a lo que nosotros creemos”, lamentó. 

Además, precisó que la diferencia en los aranceles en relación a lo que se cobra en otras provincias es del “30 por ciento”. 

“Realmente es significativo para la tarifa del PAMI”, destacó. También consideró que el tema podría tratarse de una “situación política” ya que “no hay otra forma de verla que no sea así. No lo conocemos en profundidad, pero esa es nuestra situación. Parece que hablamos con alguien que no tiene un discurso armado. No tenemos ninguna respuesta”. 

“Suena descarnado, pero es así”, dijo. 

Consultado sobre si podrían implementar una protesta más fuerte, aclaró: “No analizamos una medida (corte de prestaciones) porque le generaríamos molestia a afiliado del PAMI. Estamos lejos de generar una situación de estas características. En un momento como el que estamos viviendo, generar un corte unilateral, presiones, no es nuestro estilo., Siempre estuvo basado en el dialogo y en la conciencia de hacer lo que corresponde. Pero en algún momento nos van a empujar a tomar medidas que no son de nuestra voluntad”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!