Mirtha Legrand cuenta los días para volver a ocupar su lugar en las tradicionales mesazas a pesar que aún no tiene invitado confirmados. A menos de un mes de su regreso, La Chiqui está muy emocionada de salir al aire y busca reencontrarse con sus seguidores tras una larga inactividad producto de la pandemia.

Tras la firma del contrato, la diva hizo pedidos que no tienen que ver solo con lo económico y el rating, sino que sorprendió con insólitas exigencias que lejos están de lo mencionado.

Según reveló Adrián Suar, la reconocida conductora exigió que no fuera tratada “como una persona mayor” pese a tener 95 años y ser considerada una de las personas más longevas en estar al frente de un programa de televisión.

Por su parte, el productor contó además que “fue muy emocionante lo de Mirtha" y agregó que cuando ocurrió el encuentro "Mirtha se sienta a la mesa y ya arranca. ¿Viste cuando a Maradona le tiran la pelota y enseguida hace jueguito? Mirtha se sienta a la cabecera y arranca el programa”, comentó en Socios del Espectáculo.

 “Cuando se fueron las cámaras, tres veces lo retó a Nacho, una a mí (risas), golpeó la mesa, ‘¡por favor, estoy hablando! Nacho, dejame terminar’. Y eso, para mí, es muy divertido. Y es increíble, es una mujer grande que todavía tiene ganas de vivir, de trabajar, hacer el programa, y me dijo ayer algo que me conmovió: ‘No que me digan ni vieja, ni quiero que me traten como una persona mayor, una persona adulta’. ‘Obvio, Mirtha’”, cerró Suar de su charla con la conductora.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!