COMOORO RIVADAVIA (Especial para ADNSUR / Por Geoambiente ) - La higiene pública suele ser llamada sanidad ambiental y la Organización Mundial de la Salud la define como los factores en el ambiente físico humano que ejercen acción nociva sobre el crecimiento, salud y supervivencia; estudia a las causas directas que inciden sobre la salud: abastecimiento y sanidad de aguas, eliminación de residuos, entre otras.

¿Podemos pensar la higiene pública en nuestra ciudad?

Nos encontramos a diario cruzando ríos de aguas servidas, cuando no, potable; saltando montículos de basura (alguna reciclable) y así, interaccionamos con la contaminación a diario.

La salud, considerada como medida del desarrollo humano, contribuye a la evolución de los otros estados y actividades que, como la educación, resultan componentes esenciales del desarrollo.

El segundo condicionante de la salud, después de la biología o la herencia, es el ambiente en que vivimos. Los factores ambientales representan, en promedio, el 19 % de los casos de enfermedad.

En la ciudad de Comodoro Rivadavia sufrimos exposición continua a microorganismos patógenos, oportunistas o comensales desde diferentes fuentes de desechos cloacales, que suponen reservorios de contaminación e infección, potenciales causantes de enfermedades entéricas que pueden ofrecer riesgos significativos de afectar negativamente la salud de las personas.

Agentes infecciosos y una amplia variedad de sustancias químicas, orgánicas e inorgánicas, que encontramos en los líquidos cloacales son potencialmente dañinas para el hombre y animales. Virus, bacterias, hongos y parásitos pueden transmitirse vía fecal oral y/o por vectores, físicos o biológicos.

Decepciona el estado de servicios higiénicos básicos, incapaces de evitar el contacto de los seres humanos con los desechos fecales, aguas servidas que contaminan nuestras playas, espacios públicos, calles y hogares. En consecuencia, el riesgo es elevado, las enfermedades producto de la contaminación del medio ambiente pueden ser de gravedad, en especial para aquellas personas inmunocomprometidas y los niños.

Las enfermedades ocasionadas por ésta problemática pueden ser gastrointestinales, dérmicas, respiratorias, entre otras. Los espacios donde se acumula el agua pueden servir de reservorio para mosquitos y otros insectos.

Ante esta situación podemos tomar algunos recaudos necesarios en cuanto a la prevención:

 Lavarse las manos, con agua y jabón, frecuentemente.

 Limpiar la vivienda; especial cuidado deben tener las escuelas, centros de salud, supermercados donde hay mayor circulación de población con calzado expuesto a derrames.

 Eliminar insectos vectores que puedan transportar gérmenes.

 Desinfectar los juguetes que los niños puedan haber expuesto como bicicletas, pelotas, baldecitos, etc.

 No ingresar con calzado de uso exterior al hogar.

 Desinfectar veredas donde ingrese con un vehículo y puedan estar en contacto los niños.

 Evitar pisar las aguas servidas, peatones y vehículos, de ser posible.

[email protected]

www.geoambiente.com.ar

https://www.facebook.com/geoambientepatagonia/

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer