CÓRDOBA (ADNSUR) - Eduardo Martí fue el ganador de 44 millones de pesos en el primer premio del Quini 6, y realizó un gran festejo en la localidad cordobesa de Villa Dolores. Sin embargo,la compañera de trabajo con la cual "compartió" el botín confesó que la verdadera ganadora es ella, y presentó pruebas.

Victoria Castellano comentó que habitualmente juegan al Quini 6 con Eduardo, pero aquella tarde de octubre, al estar ocupada, le pidió al hombre que elija por ella los números 03, 10, 11, 20, 25 y 30. La mujer aseguró que Martí accedió a ir hasta la agencia de quiniela y jugar esos números.

Eduardo hizo dos jugadas y las identificó para diferenciarlas: a la boleta con los números que le pidió Victoria le escribió en el margen superior derecho la palabra “nenas”; mientras que el segundo comprobante lo identificó con su diminutivo: “Edu”. La mujer aseguró que le dio plata como para pagar ambas jugadas.

Nenas” fue la ganadora de los 44 millones de pesos de la polémica. Según la mujer, el acuerdo con Eduardo era que si ganaba “Nenas”, todo el dinero era para ella, y si salía “Edu”, se repartían los millones en partes iguales. “Lo llamo y me dice ‘ganamos con la boleta de las nenas’, y yo le dije: no, ganamos mis hijas y yo", reveló Victoria la charla con Martí, quien le reclamó: “No doctora, al boleto lo tengo yo, así que por favor compartamos 50 y 50”.

Tras llegar a un acuerdo certificado por un escribano, la mujer recibió el dinero en su cuenta bancaria e inmediatamente transfirió los 16 millones a su compañero. “Yo no quería aparecer porque no me parece que sea necesario exponerse. Quiero agradecerle a Eduardo porque lo único que le pedí en medio de su euforia fue que no me nombrara, y a eso lo respetó siempre”, expresó Victoria.

Sin embargo, el gesto de su compañera provocó el enojo de Eduardo. “No es como dice ella”, cuestionó la versión de Victoria. En declaraciones al Noticiero Doce, manifestó: “Ahora quiere hacerse como que me donó el dinero, a mi no me donó nada”, cargó contra su compañera de trabajo. Al respecto del acuerdo firmado ante un escribano, declaró: “Ella metió la pata, si no no sé si me hubiera dado plata. Ahora dice que es buenita”.