COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Hace tres años cuando se produjo el temporal en Comodoro Rivadavia, Maxi Aguilante comenzó a colaborar con el merendero “Una Sonrisa para mi barrio” de la extensión del Moure y nunca más se alejó.

La próxima semana el joven tendrá franco, por el esquema laboral que se aplicó ante el bajón por el coronavirus, y sabe que dedicará la semana a colaborar con el lugar.

Maxi está contento y lo deja ver en una charla con ADNSUR. Es que a través suyo una familia de Los Antiguos donó 120 kilos de manzana que está última semana fueron enviados al merendero.

Se trata de la familia Gonzalo, gente conocida de esos pagos santacruceños que junto a la concejal Mariana Benítez colaboraron con el envío.

“Hace tiempo vengo ayudando con el merendero y con el tema este de la cuarentena no están recibiendo mucho apoyo con alimentos y cosas que se necesitan, y un amigo me dijo que estaban haciendo colectas para enviar a ciudades: ya habían enviado a Caleta, Gallegos, y quedó que iban a enviar una donación. Yo pensé que iba a ser la otra semana pero hoy ya llegaron las manzanas”, explicó.

SEGUIR PESE A TODO

En tiempo de aislamiento, Valeria Santander, la creadora del merendero decidió que había que seguir con la actividad, luego de un mes sin poder dar la merienda a los chicos. Para hacerlo respetando el aislamiento, organizó un grupo de WhatsApp y un sistema para que la gente no se amontone.

Este sábado otra vez el merendero estuvo rodeado de solidaridad y desde temprano las familias llegaron al lugar para retirar 90 viandas de arroz con tuco, muchos más que un plato de comida para algunos. De la actividad participaron  los hinchas de Independiente de la peña “Pepé Santoro”, quienes al igual que la familia de Los Antiguos demostraron que para ayudar no hay distancia.

En su caso pudieron comprar alimentos gracias a la subasta de una camiseta del rojo que Lucas Pusineri y el Rolfi Montenegro, dos ídolos del club de Avellaneda, hicieron firmar por todos los jugadores.

Todo suma cuenta Valeria, más en momentos en que el alimento no sobra. “Hoy (por el sábado) entregamos 90 viandas. En este último mes se sumaron muchas más familias que no han cobrado los sueldos o no tienen para comer. Pero ahora estamos entregando solo los sábados, porque no se consiguen alimentos, solo lo que la gente está donando. Entonces en la semana entregamos lo que es leche y si necesitan un bolsón de alimentos se lo damos, pero solo los sábados hacemos viandas”, explicó.

Valeria admite que son días complicados, donde se junta mercadería constantemente. Sin embargo eso no impide ayudar a otros. Por esa razón donará parte de las manzanas a los merenderos Hogar de Cristo y el del barrio Las Américas.

 

Valeria es la creadora del merendero "Una sonrisa para mi barrio"Valeria es la creadora del merendero "Una sonrisa para mi barrio"
Valeria es la creadora del merendero "Una sonrisa para mi barrio"

 

Para Maxi todo esto demuestra que “se puede colaborar a pesar de la distancia y con lo que se puede”.

“Ellos enviaron 120 kilos de manzana por sus propios medios, y la gente de Independiente subastó una camiseta. Se trata de que la gente sepa que puede colaborar con lo que sea, porque con un paquete de fideos quizás le das de comer a una familia y cualquiera puede comprarlo”, indicó.

Maxi asegura que hoy mucha gente tiene un plato de comida gracias a un merendero. Por esa razón, dice que no deben estar cerrados, ya que son indispensables en los barrios más carenciados. Y mientras se prepara para su franco, sabe que se viene una semana de pedir, visitar comercios y lugares para obtener alguna donación. A cambio ofrece su propio trabajo.

“Voy a ocupar la semana para ir a diferentes lugares. El merendero es uno de los pocos que tiene los papeles en regla, entonces se puede pedir donaciones como corresponde. Yo me ofrezco a que si ellos me donan y quieren que pongan herramientas y materiales y lo que necesiten de soldadura yo se los hago, porque la idea es poder ayudar Si seguimos así van a seguir apareciendo merenderos”, lamentó.

Quienes quieran colaborar con el merendero pueden comunicarse a través de la fan page de Facebook "Una sonrisa para mi barrio.