COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  El 2019 venía bien en las concesionarias luego de un fin de año en que bajó la venta de autos, aumentó la morosidad y cayeron los planes producto de la suba del dólar que se produjo en el tercer cuatrimestre de 2018.

En las concesionarias de Comodoro Rivadavia admitieron a ADNSUR que habían remontado las ventas y que con mucho esfuerzo se estaba logrando cerrar un número importante de operaciones. Sin embargo, todo se derrumbó el lunes, luego de un domingo de elecciones que sorprendió a propios y extraños por la contundencia de los números. 

La victoria de la formula Fernández – Fernández sobre Mauricio Macri sacudió el mercado y disparó el dólar, lo que impacto con fuerza en las industrias, y por ende en empresas, comercios y el mismo bolsillo de la gente ante la incertidumbre y la especulación.

Comodoro Rivadavia, que a veces parece una isla en el desierto por el rebote que genera el petróleo, no fue la excepción y en algunas concesionarias prácticamente congelaron las ventas hasta saber cuál será la actualización de precios pos dólar caliente.

Esto es lo que sucedió en Fiat, donde el jueves no tenían lista oficializada de precios. “No se están realizando operaciones, estamos esperando los precios nuevos”, indicó a ADNSUR Arturo Mansilla, gerente de planes de ahorro.

“Por el momento en lo que es venta convencional no hemos recibido nada, no tenemos información de cuál es la lista de precios ni cuál va a ser el aumento de las automotrices, En planes de ahorro es distinto porque las cuotas o los aumentos se van a ir reflejando en las cuotas siguientes”, detalló.

Mansilla, quien hace años trabaja en el rubro, cree que la próxima semana ya tendrán la nueva lista de precios, algo que debería suceder teniendo en cuenta la tendencia de otras automotrices como Volkswagen, Chevrolet y Renault que ya informaron las subas aplicadas.

AUMENTOS DE MÁS DE 11%

En el caso de la marca alemana el incremento fue de 11%, mientras que la firma del grupo General Motors aumentó toda su gama un 23% y la automotriz francesa un 13%.

Según pudo relevar ADNSUR, más allá de estos porcentajes, dependiendo el caso, la suba de precios se podría dar en forma escalonada. Es decir un porcentaje en septiembre y otro en los meses siguientes. Aunque en esa línea todo dependerá del comportamiento de los mercados y el dólar.

Mientras tanto se esperan incrementos en Ford, Toyota, que suele hacerlo recién a principio de mes, Peugeot, y otros multinacionales con menor impacto en la zona.

UN AÑO QUE VENIA BIEN

Mansilla en diálogo con este medio admitió que el año venía bien luego del sacudón del año pasado, y que los últimos meses habían sembrado buenas expectativas. “Julio fue un mes excelente, se vendió con las bonificaciones de fábrica y en el sector nuestro, de planes de ahorro, se vendió muy bien también porque tenemos buenas promociones. Ahora hay que soportar este sacudón, pero el que está en este tema, como yo que llevo varios años, sabe que hemos pasado por varias situaciones así y que se debería ir acomodando el mercado a medida que la paridad del dólar se vaya estabilizando”, indicó.

Parecido es el panorama en Toyota, donde tuvieron uno de los mejores meses del año y ahora aguardan la actualización de precios de septiembre. “Veníamos bien, el mes de julio fue uno de los mejores meses del último año y medio en cantidad de operaciones; tuvimos bonificaciones por parte del gobierno, de Toyota Argentina y nosotros también. Eso hizo que tuviéramos muy bien número de ventas”, explicó Antonio Baltuska, gerente de ventas de la representante oficial Hilux, la camioneta más vendida en el mercado local.  

En el caso de la marca japonesa, informaron que continúan con las ventas, pero también toman recaudos. “La gente tiene la necesidad de hacer algo con los pesos pero se cayeron todos los descuentos que estábamos haciendo nosotros y los de Toyota Argentina, y contamos con lo que tenemos en stock. Entonces si te interesa un vehículo pero no tenemos en stock no podemos cerrar el precio ni el producto”, explicó Baltuska.

Frente a este escenario, Baltuska asegura que por estos días es preferible no vender que hacerlo hasta tanto se acomode el mercado. Y consultado por qué suele hacer la gente ante este panorama, asegura que se apela a créditos prendarios con una tasa alta pero fija, lo que garantiza saber que se va a pagar. Además muchos apelan a cambiar el usado por uno o dos modelos más, algo que también señalaron en Fiat, donde aseguraron que en este tipo de contexto el usado se vuelve el caballito de batalla.

Sobre ese punto, en el caso de Toyota, Baltuska asegura que la gente suele buscar el usado de hasta 300.000 pesos, cuando acceder a un 0 kilómetro que hoy cuesta casi 500.000 se vuelve imposible.  

Federico Perg, gerente de Comercial Automotor desde hace dos meses, coincide con el análisis de los usados.

 "La gente evalúa un poco más la opción del usado. En nuestro caso estábamos encaminados para hacer el record de ventas del año, pero con esta situación estamos viendo que vamos a pasar. Volkswagen transfirió un 11% y en Comercial estamos tratando que sea un poquito menos para seguir con la rueda virtuosa de la venta. Y estamos tratando de tentar al cliente y que vea que no fue tan terrible como piensan y recuperar operaciones que estaban caídas”, indicó.

No obstante, para Perg, que llegó hace poco de Buenos Aires, Comodoro es un lindo mercado y lo explica en forma sencilla. “La gente se arriesga y se anima. El comodorense es gente laburante, y quiere y necesita transformar ese trabajo en nivel de vida, entonces se da el gusto de tener un lindo coche”.

Y SI HABLAMOS DE VALORES

En esta ruleta financiera, solo resta saber cuanto saldrá en los próximos días el auto más barato del mercado.

Con precios que aún no fueron actualizados se puede afirmar que el automóvil más económico rondará los 600.000 pesos, teniendo en cuenta que el Gol, con su valor actualizado, quedó en 599.900, que el Fiat Mobi hoy cuesta 598.000 y el Etios, inicio de gama, 580.000.

Por lo pronto, el martes el Gobierno nacional publicaría una resolución en el Boletín Oficial para que aquéllos que estén pagando un plan de ahorro de un 0km puedan diferir parte de las elevadas cuotas mensuales que afrontan y eximirlos del pago de punitorios.

De esa forma, las automotrices podrán ofrecer a suscriptores de planes de ahorro y adjudicatarios que no registren una mora superior a tres cuotas a la fecha de la vigencia de la resolución, el diferimiento del pago de un porcentaje no inferior al 20% de las cuotapartes a emitir por las entidades administradoras.

El objetivo es que no aumente la morosidad, algo que ya sucedió con fuerza el año pasado, y que ahora no se quiere volver a repetir por su impacto en la cadena de ventas en este incierto panorama.