GUALJAINA (ADNSUR) – Los productores cercanos a la localidad de Gualjaina, en el noroeste del Chubut, denunciaron la aparición de al menos cinco focos de tucuras en distintos establecimientos ganaderos.

El delegado de la Corporación de Fomento Rural (CORFO), Mario Reguiló, confirmó que se prepara un equipo para hacer trabajo de campo y verificar lo que advierten los productores. Según el especialista, la población de tucuras tiene como enemigos naturales los fríos intensos y en parte la humedad.

“Ocurre que el cambio climático influyó porque no se registraron intensos fríos ni grandes nevadas que naturalmente aplacan la intensidad de esta plaga”, reconoció el delegado de Corfo en Gualjaina.

 

 

Las tucuras son insectos cercanos a la familia de langostas, que llegan a medir hasta 5 centímetros, poseen un aparato bucal masticador y un régimen alimentario específicamente fitófago, se alimentan de materias vegetales y se reproducen enterrando sus huevos en los primeros centímetros del suelo.

La “manga” de tucura provoca grandes daños en la vegetación natural porque avanza en su proceso de crecimiento en la que consume hasta 40 veces su propio peso y deja a su paso entre 200 y 300 huevos, con lo cual no solo es desolador el resultado de su paso sino lo que deja.

Los parajes desde donde se denunció la aparición de tucuras a gran escalas se ubican en los parajes Ranquil Huao, El Tropezón, Fofo Cahuel y Cushamen Centro, indicó Radio Chubut.

Reguiló aclaró que “lo primero que tenemos que hacer es una inspección para determinar el estado de avance de la población y así saber cuánto remedio se tiene que aplicar cuidando siempre que el pesticida sea amigable con el ambiente”.