CAPITAL FEDERAL - Desde pasado mañana, algo más de 1,3 millones de jubilados y pensionados cobrarán sus haberes mensuales con un incremento de hasta $ 544 (en promedio será de $ 528) respecto de lo que percibieron hasta diciembre. Se trata de las personas que quedaron alcanzadas por la garantía de no cobrar menos que el 82% del salario mínimo, vital y móvil, tal como lo dispuso la controvertida ley previsional aprobada en los últimos días de 2017.

Este mes, y según ya estaba dispuesto, el salario mínimo sube de $ 8860 a $ 9500. De esta manera, el ingreso jubilatorio garantizado, que no rige para quienes hayan accedido a su prestación a través de una moratoria, queda en $ 7790 (que es el 82% de los $ 9500).

De esta manera, quienes perciben el haber mínimo, de $ 7246 y estén incluidos en la garantía, cobrarán $ 7790 como ingreso mensual al menos hasta mayo (porque la suba por movilidad de marzo, aplicada sobre el ingreso de diciembre, da un monto inferior al 82% del salario mínimo). En cambio, alguien que hasta diciembre cobraba $ 7600 y ahora le aumentan a $ 7790, en marzo comenzará a percibir un haber mensual de $ 8033, que es la cifra que resulta de aplicar el 5,7% al ingreso cobrado en diciembre.

Fuente: La Nación