COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El activista mapuche que está detenido en la Unidad 14 de Esquel, Facundo Jones Huala, sostuvo que tanto él como su comunidad fueron “víctimas de un despojo histórico” y cuestionó que las fuerzas policiales que realizaron el allanamiento “le pegaron a niños y mujeres” y “quemaron una vivienda”. Respecto al incendio en Cholila, Huala sostuvo que “no es cierto que hemos prendido fuego los bosques nativos” y agregó que a partir de las acusaciones “se busca tapar negocios inmobiliarios petroleros y mineros”.

En diálogo con La Cien Punto Uno, Huala remarcó: “soy un militante Mapuche, y somos víctimas de un despojo histórico que ha sido desarrollado durante años, porque luchamos por nuestro territorio”.

Además, confirmó que “en Chile tengo un pedido de captura por la lucha contra la instalación de centrales hidroeléctricas”.

En otro orden, sostuvo que “no es cierto que hemos prendido fuego los bosques nativos; con eso se busca tapar negocios inmobiliarios petroleros y mineros”, apuntó.

Respecto al allanamiento donde fue detenido, Huala remarcó que “la policía destruyó una de las viviendas y se vivió un proceso de militarización. Se vivieron situaciones bastante particulares mientras estábamos detenidos”.

En tal sentido, denunció que “le pegaron a niños y mujeres. Varias situaciones vergonzosas de la fuerza pública. Una vez reducidos no ofrecimos resistencia. Cuando me agarraron dije que era yo y no me resistí”, aseguró.

Además, consideró que “si tenemos la oportunidad de defendernos lo vamos a hacer. Y si estamos reducidos ¿qué sentido tiene pelear con gente armada y que te apuntaba a la cabeza? Esa violencia se trasladó a las mujeres y en ese momento dejan de responder a la justicia y empiezan a responder a los intereses de los empresarios”.

Por último, Hulas se dirigió a los mapuches al indicar que “quiero desmentir algunas cosas. Es mentira que matamos a los tehuelches. Históricamente nos hemos aliado para enfrentar algún opresor. Los quiero llamar a recuperar su idioma y costumbres. Y ese es el aliento que les doy a mis hermanos originarios. No nos importa que nos detengan, nos maten o torturen porque hemos crecido con eso y este es el momento de cambiar la historia”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!