COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Las bajas temperaturas y la presencia de niebla, hielo y nieve tornan imprescindible tomar medidas para circular con los vehículos. No solamente se vuelve recomendable -y muchas veces obligatorio- circular con cadenas e los naumáticos en los tramos más sensibles de la Ruta 3 -entre Comodoro y Garayalde-, de la Ruta 40 o de otras vías en la zona de la cordillera, sino que también resulta fundamental conocer algunos detalles sobre la forma de manejo de los vehículos para evitar derrapes y accidentes.

Como medidas generales, con presencia de hielo y nieve recomiendan no realizar maniobras de adelantamiento y no detenerse sobre la calzada. Asimismo, se deben llevar las luces bajas encendidas y verificar que todos los ocupantes del vehículo lleven correctamente colocado el cinturón de seguridad.

Conducir con niebla

En caso de presencia de niebla, evite conducir si no es estrictamente necesario. Si debe hacerlo, encienda las luces bajas y las “antiniebla” si las tiene. No use las luces altas ya que reflejarán en las gotas de vapor y verá menos.

Use el limpiaparabrisas y el desempañador para mejorar la visión, y aminore la velocidad. Prepárese para frenar ante un vehículo detenido, nunca para sobrepasarlo.

Encienda las balizas (lucen intermitentes de emergencia) si debe detener el vehículo sobre la banquina, nunca cuando el rodado está en movimiento. Las balizas en niebla indican que un vehículo está detenido, lo que los otros conductores pueden interpretar que su auto se encuentra sobre la banquina, y puede llevarlos a tomar decisiones basadas en esa información errónea y provocar un accidente. Nunca se detenga en la calzada.

Cómo manejar sobre nieve

Al conducir sobre nieve nunca se debe acelerar ni frenar con violencia, sino aplicar rebajes en la caja de cambios, utilizar anticongelantes en el radiador y limpiaparabrisas

Si se trasladan por rutas con mucha nieve, se debe utilizar neumáticos específicos o cadenas en las ruedas -en unidades livianas pueden usarse neumáticos con clavos -, y respetar las indicaciones sobre accesibilidad en las rutas.

En estos casos, es preferible viajar con un acompañante, evitar detener el vehículo en pendientes, puentes, curvas o lugares con poca visibilidad y evitar detenerse sobre la calzada y estacionar en la banquina.

En caso de caminos empinados o cuestas, tiene prioridad quien sube y nunca se debe descender en punto muerto, sino utilizar al máximo las marchas del vehículo.

Durante una nevada, si es de día, utilizar la bocina y por la noche, en curvas o lomas, aplicar cambios de luces altas, circular estrictamente por la derecha.

Siempre colocar el freno de mano al detenerse y trabar las ruedas con piedras, colocar marcha atrás en caso de detención en pendiente descendiente y en pendiente ascendente utilizar la primera marcha.

Es importante también atender a la presencia de hielo negro, o hielo sobre el asfalto, que presenta generalmente fragmentos visibles de hielo, nieve o aguanieve alrededor.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!