ESPAÑA (ADNSUR) - El prosecretario de redacción Diego Cabot, junto al equipo del diario La Nación, integrado por Candela Ini y Santiago Nasra, recibió hoy el Premio Rey de España en la categoría Prensa por el artículo "Los cuadernos de las coimas", la investigación sobre las anotaciones del chofer de Roberto Baratta, mano derecha del exministro de Planificación Julio De Vido, y que develaba la trama de corrupción organizada del kirchnerismo en la obra pública durante los años que estuvieron en el gobierno.

El premio está dotado con 6000 euros y una escultura de bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios.

Estos premios, creados en 1983 por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), tienen por objetivo reconocer el trabajo de los profesionales del periodismo de lengua española y portuguesa. El trabajo de Cabot, según el jurado, cumplió con los parámetros del galardón en tanto fue catalogado como un trabajo de "periodismo puro", una muy interesante muestra del periodismo que, en ocasiones, "se ve forzado a hablar de sí mismo, a explicar a los lectores lo que hay detrás de una exclusiva", según publicó EFE.

"Más allá del artículo concreto, el jurado ha valorado la investigación completa y su reflejo en las páginas de La Nación, ejemplo de un trabajo periodístico que saca a la luz asuntos de enorme trascendencia y obliga a las autoridades a intervenir", explicó el jurado.

Asimismo, indicó que el premio pone de relieve la decisión del diario, en un momento determinado, de "dejar de publicar para poner la investigación en manos de la Fiscalía", en referencia a que Cabot y su equipo, tras investigar por meses las anotaciones, decidieron llevar los cuadernos a la Justicia para que actúe y no priorizar la primicia.

Además del prosecretario de La Nación, otros siete periodistas iberoamericanos fueron distinguidos en esta edición: los españoles Francisco Moreno y Conchi Cejudo (por la serie de reportajes sobre personas asesinadas o represaliadas durante la Guerra Civil española), la venezolana Maryelina Primera (por una serie de reportajes sobre las migraciones provocadas por la violencia en el Triángulo Norte de Centroamérica), el boliviano Roberto Navia (por un trabajo multimedia en el que denuncia la caza ilegal e indiscriminada de jaguares en Bolivia), el portugués Nuno André Ferreira, el brasileño Marcelo Magalhaes (por un programa sobre piratas en la Amazonía) y el nicaragüense Wilfredo Ernesto Miranda (por un artículo de investigación sobre la represión de las protestas contra el gobierno de Nicaragua).

Por su parte, el mexicano Joaquín López-Dóriga recibió una mención honorífica a su larga carrera televisiva mientras que la agencia brasileña Amazonia Real obtuvo el galardón al Medio de Comunicación más Destacado de Iberoamérica.

El premio está dotado con 6000 euros y una escultura de bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios.