PUERTO DESEADO (ADNSUR)- El insólito episodio tuvo lugar este domingo por la tarde-noche en la ciudad de Puerto Deseado.

Según detalla La Opinión Austral, el conductor de un Chevrolet Corsa cargó nafta en la estación de servicio Axion y, luego de llenar su tanque, le dio marcha y se fue con la manguera, la cual todavía no había sido desconectada por los playeros.

Al cabo de unos 20 minutos, el dueño del auto se dio cuenta de lo sucedido y retornó para devolverla. En tanto, en la estación, estaban a punto de llamar a la Policía.